“¡Todo el poder a las Asambleas!” por Primera Línea Revolucionaria de Chile

El plebiscito del 25 de octubre forma parte de la trampa jurídico política tendida al pueblo desde el régimen de los empresarios, que comprende a todo el gobierno, a las instituciones del Estado y a sus sostenedores políticos expresados en partidos y agrupaciones sociales y económicas.

Por Primera Línea Revolucionaria de Chile/

Desde antes del 18 de octubre de 2019, el pueblo de Chile se lanzó en Rebelión a las calles motivado por distintas causas que se venían arrastrando ya por 46 años, pero particularmente en los últimos 30 años que coinciden en su mayor parte, con los desastrosos y represivos gobiernos de la Concertación y de la llamada Nueva Mayoría.

Las y los estudiantes secundarios, fueron el detonante para que el 18 de octubre estallara en toda su potencia, el despertar de todo un pueblo que se enfrentó en forma heroica con las fuerzas represivas de Carabineros y todas las fuerzas armadas al servicio del régimen de los empresarios, tanto de la derecha como de la Concertación.

El pueblo exigía sueldos dignos, educación gratuita, salud de calidad, un sistema previsional distinto a las AFP, vivienda, seguridad alimentaria, fin a la represión e impunidad, el derecho a tomar las decisiones que le habían sido negadas y hasta el elemental derecho a beber agua potable, la que hoy se encuentra secuestrada por los empresarios tanto de uno como de otro sector, que se han alternado en el poder estos últimos 30 años.

El pueblo como siempre puso las y los muertos, las y los mutilados, violadas y violados, torturadas y torturados, las presas y los presos, pero por sobre todas las cosas, puso su espíritu de lucha y combatió con todo lo que tenia por obtener en definitiva su dignidad.

En noviembre y temiendo perder sus privilegios de clase, el régimen de los empresarios representado por el gobierno, las fuerzas armadas y todos los partidos políticos que sostienen el sistema, simularon haber escuchado el clamor del pueblo y acodaron que accederían a sus demandas por medio de un acuerdo político entre ellos para detener la Rebelión.

La trampa constitucional

Todo resultó ser una falsedad más del sistema capitalista ya que lo que hicieron, fue un pacto para salvar su inmundo sistema y ponerse a salvo ellos mismos del juicio popular.

Acordaron un plebiscito que contemplara cambiar la Constitución del tirano Pinochet, de la cual se han beneficiado los empresarios tanto de derecha como de la Concertación. Pero este plebiscito, descartó de plano que fuera el pueblo quien eligiera a sus propios voceros para redactar la nueva Constitución y se reservaron ese derecho ellos mismos, radicando la supuesta alternativa en dos versiones de una Convención de “políticos” donde en cualquiera de las dos formas, los únicos posibles de elegir son ellos mismos.

Pero además de eso, se encargaron por medio de la ley 21200 de quitarle a las Convenciones todo poder más allá de esa redacción hecha por ellos mismos, al dejar que se mantenga el mismo parlamento redactando leyes y que sean cinco jueces de la Corte Suprema de Justicia quienes “vigilen” que hacen o no hacen los electos Convencionalistas.

Con esta trampa, el régimen de los empresarios, se aseguran de ser ellos mismos los que hagan los supuestos cambios, manteniendo lo sustancial del modelo y régimen político, para continuar su política económica desastrosa y acrecentar aún más el sistema represivo desde el Estado.

Por esa razón evitaron en todo momento aceptar una Asamblea Constituyente, y crearon ese entuerto de “Convención” desprovista de todo poder real, pero además copada por sus propios representantes políticos.

La jugada es la misma del 88, en el sentido que supuestamente hay un cambio, pero en el fondo no cambia nada y se le hace creer a la gente que fue ella la que eligió. De esta manera, se legitima la explotación económica y se le da un respaldo de masas mayoritarias a la camisa de fuerza política-jurídica, que se expresará en la nueva Constitución hecha a la medida de una misma clase social que hoy detenta el poder en Chile.

Piñera y sus socios de la “Oposición” unidos para salvar al sistema

El plan de Piñera y sus socios de la Concertación y el Frente Amplio, no deja de ser genial si lo miramos bien. Dividió al movimiento social que estaba en la calle, hizo que un sector se identificara con el “apruebo” y de esta forma, se aislara al pueblo que lucha en las calles centrando todas las energías en el plebiscito, mientras que el gobierno y el parlamento perfeccionaban el aparato represivo para enfrentar de mejor forma al pueblo en Rebelión.

El resto de la película  ya es conocida. Los operadores políticos de la Concertación usurparían el discurso del 18 de octubre, cubren con su propaganda engañosa la opinión de la gente y extendiendo adrede la pandemia con su secuela de muerte, decidieran confinar la rebeldía de todo un pueblo digno que a pesar de todo, aún resiste de diversas formas.

Nuestra Postura

Ante estos hechos, no podemos no pronunciarnos. Primera Línea Revolucionaria poco a poco, se ha ido ganando un puesto en medio de la Rebelión y mucha gente nos mira como un referente ético político, que no se vende ni se entrega.

Nosotras y nosotros, modestxs combatientes del pueblo, que no tenemos ninguna ambición ni  nos anima figuración personal alguna, ya que reivindicamos la capucha como forma de acción política, que no tenemos ninguna vinculación de dependencia con algún partido o grupo político, que no seguimos ninguna línea u orientación de corrientes de pensamiento internacional y que por  lo tanto, nos reivindicamos autónomos, libre pensadores, de izquierda y revolucionarixs, cuya única lealtad está y estará con las clases trabajadoras y las y los explotados de la tierra, desde los territorios, desde las poblaciones, liceos, universidades, campos y montañas, venimos a manifestar en forma tajante lo siguiente:

Que el plebiscito del 25 de octubre, forma parte de la trampa jurídico política tendida al pueblo desde el régimen de los empresarios, que comprende a todo el gobierno, a las instituciones del Estado y a sus sostenedores políticos expresados en partidos y agrupaciones sociales y económicas, los grandes medios de comunicación y una buena parte de las dirigencias de movimientos sociales que le dieron la espalda al pueblo y se entregaron en brazos del sistema capitalista.

Que si bien es cierto, este evento contará con una amplia participación, eso no quiere decir que allí este radicada su legitimidad, ya que el pueblo no podrá decidir nada.

El proceso “constitucional y su plebiscito es ilegítimo, porque niega la participación popular, es el impedimento y obstáculo para la realización de una Asamblea Popular Constituyente Originaria, Soberana.

Los políticos nos imponen el que debemos ir y votar, para aprobar que sean ellos los que vuelvan a burlarse del pueblo y otra vez la alegría no llegue.

El 25 de octubre se inicia un proceso de reformas a la constitución, no es más que eso lo que sucederá, y serán reformas de cosas no sustanciales que en poco o nada beneficiaran al pueblo pobre y explotado.

La verdad es que no se va a cambiar nada de lo fundamental, seguirán los tratados de libre comercio, seguirá la propiedad privada sobre los recursos naturales y las grandes empresas, que es lo que mantiene a nuestro pueblo en la miseria, explotación y ante la Rebelión, la represión.

Nosotras y nosotros estamos por una Asamblea Popular Constituyente Soberana, construida desde y por las bases sociales, donde sea el pueblo quien elija en forma directa y se encargue de construir la idea del país que quiere.

Si nosotras y nosotros consideramos que este proceso es solo una trampa, no tenemos por qué avalarlo con nuestra participación el 25 de octubre, porque sabemos que por allí, no pasarán los cambios que el pueblo pidió a gritos en las calles de todo Chile.

Mucha gente inclusive del entorno nuestro, irá a votar y seguramente respaldará el apruebo. Contra ellos nada tenemos y hasta los comprendemos, porque fueron engañados por una feroz campaña de desinformación en medio de una terrible pandemia y crisis económica, ambas auspiciadas e incentivadas desde el mismo gobierno.

Pero debemos puntualizar en forma precisa, que nosotrxs no nos involucraremos en la trampa del régimen de los empresarios y no iremos a votar por ninguna de las supuestas opciones el día 25 de octubre. Nosotras y nosotros ya votamos el 18 de octubre,  votamos luchar y eso haremos.

Llamamos a todas y todos a seguir en la lucha por medio de un camino claro y concreto, para terminar este régimen de explotación, miseria y represión.

Proponemos la Construcción desde ya de la Gran Asamblea Popular Constituyente

Esta Gran Asamblea de todo el pueblo debe empezar a dar sus primeros pasos desde los territorios, y debe funcionar en forma paralela a cualquier proceso que se de desde el Estado y desde sus operadores políticos expresados en el Congreso, la Convención de los políticos, el gobierno o los partidos políticos.

Todo el proceso Constituyente Popular, debe estar acompañado por una permanente y ascendente movilización social, que sea la continuación natural de la Rebelión iniciada en octubre.

1-Proponemos que los voceros de las Asambleas Territoriales sean mandatarios revocables. O sea, no van a representar lo que ellxs crean, sino el mandato de su asamblea base y de no cumplir esta obligación, sean removidos de inmediato por la propia asamblea que los designó para ser su mandataria o mandatario.

2-Proponemos la mas grande de las movilizaciones en todo el país para el 18 de octubre, bajo los pliegos de exigencias de cada sector, pero bajo la consigna única de ¡Asamblea Popular Constituyente, Todo el Poder a las Asambleas!

3-Proponemos lanzar una campaña nacional, por la libertad inmediata de todas y todos los presos políticos.

4-Proponemos levantar la exigencia de un salario mínimo de 700 mil pesos para todas y todos los trabajadores, y que sea la escala base para las demás remuneraciones.

5-Proponemos la campaña nacional e internacional: ¡Impunidad Jamás! Juicio y castigo a los violadores de derechos humanos.

6-Proponemos levantar la campaña, cien mil voluntarias y voluntarios por la Asamblea Popular Constituyente desde  y en los territorios, que sean los facilitadores de este proceso y que entreguen los elementos básicos para que las asambleas se formen en cada territorio que no existan y donde ya existen, que ayuden en las tareas educativas y de funcionamiento.

7-Por último, proponemos a toda la prensa independiente y comprometida con el nacimiento de un nuevo Chile, sumarse a la campaña para impulsar y desarrollar la Gran Asamblea Popular Constituyente de todo el pueblo y que difunda las actividades que se van desarrollando.

Nuestra sencilla y modesta propuesta esta dirigida no a las organizaciones ni grupos políticos, esta dirigida a la mujeres y hombres de cualquier edad y condición de nuestro país. También si ellos así lo determinan, al Pueblo Nación Mapuche que lucha junto al pueblo chileno.

Nosotras y nosotros no podemos menos que expresar nuestro reconocimiento, a todas y cada una de las personas que nos han seguido y apoyado en las malas y en las buenas. Ellas y ellos hoy son nuestro sostén ético político para desarrollar esta posición y propuesta.

Tengan la certeza que nosotras y nosotros, seguiremos en las calles junto al pueblo poniéndole el pecho a las tareas, pero con inteligencia y audacia. Las y los Primera Línea, jamás soltarán la capucha mientras haya injusticias en Chile, así lo hemos prometido y así lo cumpliremos. Porque el pueblo no tiene nada que perder y si un mundo entero por ganar,

¡NO AL FRAUDE DE PIÑERA Y DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS DEL SISTEMA!

¡ASAMBLEA POPULAR CONSTITUYENTE AHORA!

¡TODO EL PODER A LAS ASAMBLEAS!

¡ARRIBA LXS QUE LUCHAN!

PRIMERA LÍNEA REVOLUCIONARIA

Marcelo Mache: “Mariano luchaba por la sociedad socialista”

Amigo y compañero de militancia de Mariano Ferreyra, Marcelo Mache compartió con él la jornada de su cobarde asesinato a manos de una patota sindical. El movimiento popular que siguió a aquel crimen político logró llevar a la cárcel al burócrata sindical de la Unión Ferroviaria José Pedraza, pero los responsables políticos nunca fueron siquiera acusados. A diez años, Mariano se ha convertido en un ejemplo, según Marcelo, imposible de “estatizar”.

Por Luis Brunetto/

Estación Finlandia: ¿Cómo conociste a Mariano? ¿Cómo era él, cómo persona y como militante? ¿Cómo lo describirías?

Marcelo Mache: Yo me incorporé en el 2007 al Partido Obrero en la UJS de Lanús, y él ya estaba en Avellaneda. Él ya tenía una militancia desde hacía tiempo, había organizado el centro de estudiantes de su escuela, el Simón Bolívar de Sarandí. Pero era justamente una época de gran avance del kirchnerismo, y toda una camada de militantes sufría un retroceso, y la juventud de Avellaneda había quedado un poco desgranada. El compañero con el que se había formado Mariano se había ido a militar a otro lugar, y entonces él estaba sólo con su alma y dos compañeritos más que eran nuevos, y yo me incorporaba en Lanús, pero era yo y otro compañero más. Entonces como las actividades en general eran comunes, nos fuimos conociendo en la militancia, actividades en Constitución, una asamblea, una volanteada. Entre los pocos que éramos entonces fuimos curtiendo una amistad en la medida que uno que milita en una organización política se incorpora de lleno, pasás mucho tiempo con los compañeros, y especialmente con Mariano fuimos armando un vínculo así. Y él podía parecer muy tímido, o ensimismado, pero eso era como una especie de portón que si uno lo cruzaba se establecía una gran confianza. En realidad, de tímido no tenía nada, porque pasaba por cursos en el CBC, era muy audaz, mucha tareas en barrios o en fábricas tenía que hacerlas solo, y las hacía sin ningún problema. No es que se apichonaba con las tareas que le tocaban como militante, sino al contrario. Y en cuanto a la amistad, cuando se abría se abría totalmente, y mostraba los intereses que tenía más allá de la militancia. A él le interesaba mucho el arte, había estudiado teatro. El me introdujo por ejemplo en el amor a Monty Python, y siempre hablábamos como guionar algo así en la política argentina, y le encantaba el cine. Y por ejemplo tenía un acordeón, y estaba aprendiendo a tocar, pero que no es un instrumento que uno se compraría para aprender a tocar algo, uno empezaría por una guitarra o una batería. Y tenía un gran humor negro, provocador, que daba lugar a conversaciones realmente delirantes que teníamos.

Mariano y Marcelo

EF: El asesinato de Mariano se produce en el contexto del nacimiento de La Cámpora, y de un gran acercamiento de muchos jóvenes al kirchnerismo: ¿Por qué ustedes se acercaron a la izquierda, en este caso al PO, que era lo que no los convencía del kirchnerismo?

MM: Bueno el ya militaba en el PO desde antes, el formaba parte de la juventud que curtió los efectos del argentinazo cuando tenía entre 12 y 15 años, y que despertó un gran interés político, y que se incorporó en su gran mayoría a partidos y organizaciones revolucionarias. Las lecciones que dejó ese proceso marcaron una gran desconfianza en los partidos del régimen, el peronismo, los radicales, y la juventud empezó a buscar otras salidas, que confluían con las organizaciones de izquierda, que ya venían con una tradición de lucha desde antes. Creo que Mariano  es hijo de ese proceso, y creo que hay una gran camada de compañeros que se incorporan a la militancia después del asesinato de Mariano. Fue importante el aluvión de militantes jóvenes que ven en Mariano un ejemplo a seguir, porque en un punto reunía todas las características del militante revolucionario: Honesto, con vocación, incuestionable, e incorruptible. Porque nadie le puede cuestionar a la izquierda que tranza, que arregla, que esconde trapos sucios. Al contrario, a la izquierda siempre se le reprocha lo contrario, se la tilda de idealista, de rígida, de principista. Entonces es como que en Mariano se sintetizan todas esas características, pero no sólo los ideales de la militancia revolucionaria, sino también la juventud que le pone el cuerpo a las cosas, y que va al frente. Y en ese sentido, La Cámpora expresaba todo lo contrario: Una juventud estatizada, una organización nacida desde arriba, con estructura y aparato, con dirigentes con altos sueldos en el estado, más allá de la militancia de base que también es una militancia idealista, que pone entusiasmo y voluntad, pero su dirección es todo lo contrario a lo que uno conoce como una militancia revolucionaria, que lucha siempre con mucho esmero, sin recursos, contra la marea, desde abajo. Acá entonces surgía una juventud medio creada por el propio aparato del estado. Entonces la muerte de Mariano, y todo lo que estaba detrás, los vínculos del crimen con los empresarios, con el estado y con la propia burocracia sindical, empujaron otra vez a todo un sector a acercarse a la izquierda.

EF: Los responsables materiales del asesinato fueron  finalmente encarcelados. Sin embargo, hubo responsabilidades políticas cómo la del entonces ministro Tomada que nunca fueron juzgadas, aun cuando existió aquella llamada telefónica con Pedraza…

MM: Bueno el fallo por un lado fue un triunfo histórico, porque no hay antecedentes de que un burócrata sindical como José Pedraza, un gordo de la CGT, pague por las responsabilidades políticas del crimen cometido. La regla al contrario es la impunidad, y la excepción es la justicia, y es muy difícil establecer la responsabilidad intelectual, porque la justicia tiene una cantidad de mecanismos para cortar el hilo en un determinado lugar, y que vayan dos o tres culpables materiales, los más bajos de la cadena, y salvar a los elementos más importantes. Esto es un mecanismo de defensa del propio régimen social, porque imagínate que fueran presos los burócratas sindicales que cometen crímenes como estos, o todos los policías que matan por gatillo fácil, los funcionario públicos o los jueces mismos, el régimen no podría funcionar, necesita de la impunidad para poder subsistir. Entonces el fallo tenía como estos dos elementos, este sentido histórico de todo un movimiento popular que había logrado la condena a Pedraza, pero también que se había cortado el hilo de las responsabilidades en los puntos que comprometían al gobierno de Cristina Kirchner. Nosotros decíamos que fue un fallo “quirúrgico”, no sólo porque quedó afuera Tomada a pesar de las escuchas en que le daba consejos a Pedraza de cómo moverse frente al asesinato de Mariano, sino también Aníbal Fernández, que fue responsable de  la liberación de la zona, o Juan Pablo Schiavi, que era el secretario de Transporte, y que era el tipo por el que pasaba todo el negocio de las tercerizadas, que punteaba todo con las empresas concesionarias del ferrocarril de UGOFE y la  burocracia sindical de la Verde, y que después fue responsable de la Masacre de Once. Pero, imagínense si dejaban caer a Tomada, Schiavi, y Aníbal, para el régimen era como cortarse un brazo.

EF: ¿Qué sentiste cuando escuchaste aquella frase de Máximo Kirchner “La bala que mató a Mariano rozó el corazón de Néstor”? ¿Hubo un intento desde el kirchnerismo de usar políticamente el asesinato de Mariano?

MM: Poco antes del asesinato de Mariano, en un acto Cristina dijo que Pedraza representaba el “sindicalismo constructivo”, en oposición al sindicalismo combativo, que era el que defendía Mariano. Pero frente al crimen la actitud del gobierno fue variando. Primero responsabilizaron a la izquierda, al propio Mariano, tratando de colocar la idea de que había estado ahí sin comprender de qué se trataba su lucha, empujado por algún dirigente, lo que significaba sabotear el contenido de la lucha de Mariano. Una manera de esconder el papel de la burocracia sindical, de tapar que el hecho era el resultado de una acción de una patota sindical que defendía el negocio de los empresarios, y de mostrar que el problema era la izquierda que había metido sus narices dónde no le correspondía, y había buscado un muerto. Luego, fue hilando esto que dice la frase que vos decís, que tiene algo de verdad y algo de mentira. Uno puede pensar perfectamente que algún efecto tuvo. Uno puede decir: “Bueno, se angustió, efectivamente lo sensibilizó, le pareció algo inconcebible”. Yo no creo que sea tan así, sino que más bien creo que tuvo un efecto como producto  de la crisis política que representaba esa muerte para un gobierno que trataba de mostrarse como el campeón de los derechos humanos, y que aparecía del lado de los asesinos. En ese sentido, seguramente que la situación impactó en la salud de Néstor, pero no en el sentido de que se solidarizaran él o Cristina con la lucha de Mariano. De hecho, los actos inmediatos fueron los de perseguir a los compañeros de Mariano, y para el pase a planta permanente se tuvo que ir a un nuevo corte de vías el 23 de diciembre, dónde la burocracia montó una provocación en Constitución de la que el gobierno en seguida salió a culpar al PO, en boca de la ministra Nilda Garré y detuvieron a dos compañeros nuestros y dictaron orden de captura contra otros dos. Horacio Verbitsky salió a responsabilizar en una nota a los compañeros de Mariano y al propio Mariano por haber estado en las vías el 20 de octubre, y no le querían soltar la mano a Pedraza. El gobierno fue zigzagueando: Primero fue al ataque, hasta que midió que el ánimo popular rechazaba el cuestionamiento de la imagen de Mariano y rechazaba la impunidad. Ahí empezaron a variar la política, e intentaron convertir a Mariano en una víctima más, aséptica, vaciando de contenido su lucha, tratando de estatizar su imagen, pero cualquiera que conociera a Mariano sabe que eso es incompatible con lo que él era. Porque Mariano no sólo luchaba contra la precarización laboral, el pase a planta, sino contra el régimen social de explotación del hombre por el hombre. Mariano luchaba por la destrucción de la sociedad capitalista y por la sociedad socialista.  

EF: Hoy como dirigente del Polo Obrero estás interviniendo en luchas que enfrentan aumentadas, las mismas injusticias contra las que luchaban junto a Mariano, como el trabajo en negro superexplotado, la desocupación que no para de crecer, y ahora la explosión del problema de la tierra y la vivienda, cuyo símbolo es la Recuperación de Tierras de Guernica: ¿Hay solución de fondo a alguno de esos problemas bajo el capitalismo?

MM: Lo de Guernica creo que vuelve a plantear el mismo problema que se le planteó a Mariano, porque vuelve a colocar de un lado a los que defienden un negocio en el que juegan jugadores similares, y Mariano estaría del otro lado. Y lo que origina la lucha es un derecho que se niega, en este caso el derecho a la tierra y la vivienda y en aquel el del pase a planta permanente de los tercerizados ferroviarios. Y lo mismo vale con los funcionarios, porque en ese tiempo también Tomada les daba audiencias larguísimas a los tercerizados, que  no conducían a nada, negociaciones truchas, el mismo papel que juega Larroque, que dice “armamos una mesa para negociar” y la negociación es nada, es ver como hacen para que los vecinos firmen papeles y se vayan de las tierras sin que les den nada a cambio. Y lo mismo con la represión, porque antes era Aníbal Fernández, y ahora tenemos a Sergio Berni que se muere de ganas de convertirse en un desalojador serial e ir a reprimir a las miles de familias de Guernica. Por eso digo que la imagen de Mariano no puede ser estatizada, por más que quieran, si a Mariano lo reivindica la izquierda pero también lo levanta el kirchnerismo: ¿Qué estaría con Larroque, con Berni, convenciendo a la gente de que se vaya? ¡No! ¡De ninguna manera! Estaría con las familias, poniendo el cuerpo como la juventud del PO, como el Polo Obrero y las organizaciones sociales y de izquierda que están todos los días con las familias de Guernica, incluso en los días en que está planteada la represión y el desalojo. Pero el derecho a la vivienda es imposible de satisfacer en la sociedad capitalista, porque si el gobierno hace un banco de tierras fiscales y ociosas para entregar a bajo costo a las familias sin vivienda, les sabotea el negocio a las inmobiliarias, y ese es el problema. Tiene que optar entre los negocios inmobiliarios, los desarrolladores de countrys como El Bellaco o las familias pobres. Y si entrega el predio de Guernica: ¿Por qué no hace lo mismo con los 4 millones de personas sin vivienda que hay en el país? Para eso tiene que ir a una reorientación completa, romper con el FMI, reactivar la obra pública, crear fuentes de trabajo. Es decir que lo que Guernica muestra es que lo que está cuestionado de fondo es el régimen social. La tierra hay que conquistarla porque es la necesidad imperiosa de las familias que están peleando, pero este régimen social se muestra completamente incompatible con la satisfacción de ese derecho.

EF: ¿Qué lecciones deja a la clase trabajadora y especialmente a la juventud de hoy el ejemplo de Mariano?

MM: Mirá, la precarización laboral antes se concentraba en sectores como los ferroviarios, el comercio, la construcción. Hoy es prácticamente la regla, extendida por todas estas actividades como las de reparto, los Rappi, los Glovo, que ni siquiera tienen una patronal a la que reclamarle porque esas patronales se desentienden, y el gobierno se los permite, las fast food, Burger King, Wendys. La gran mayoría de la juventud trabajadora ha sido arrojada a condiciones de ultra explotación. Creo que el ejemplo de Mariano deja la lección de que esa juventud se debe organizar de manera alternativa a la política burguesa, a los partidos del régimen, que tiene que luchar por el desarrollo del sindicalismo clasista, del movimiento estudiantil, de las organizaciones barriales, cada uno en el lugar que le toca, pero uniendo todas esas luchas en una dirección política común, para terminar con  este régimen social y sentar las bases de un régimen dirigido por los trabajadores. Mariano luchaba por eso, y no era un militante de pico, de palabra: “Mirá tenemos que luchar por esto pero el día que vayas a pelear yo no voy a estar ahí”. No, todo lo contrario, Mariano siempre iba a estar ahí con vos.

“A un año de la Rebelión” por Primera Línea Revolucionaria

Primera Línea Revolucionaria asume este compromiso ante los pueblos de Chile y el Wallmapu, a un año de su fundación y llevando en nuestra memoria a cada unx de nuestrxs héroes y mártires. Por Primera Línea Revolucionaria desde Chile/

Cabrxs:

Nos gustaría que toda la tragedia caída sobre Chile no hubiera existido y ahora todas y todos hubiéramos estado paseando, jugando, divirtiéndose, en fin, viviendo. Pero la sádica codicia de lxs capitalistas no lo permitió y nos negó nuestro derecho a soñar.

Por más que pedimos por medios siempre pacíficos, la alegría que tanto nos prometieron, esa alegría solo llegó para ellxs quienes se apropiaron de todo. El agua, los ríos, los caminos, el aire, todo se lo apropiaron, nos privatizaron el derecho a vivir y a cambio nos dieron más y más represión, más muerte, más miseria y endeudamiento.

Ellos no solo se apropiaron de todo y nos reprimieron, sino que en forma cada vez más frecuente, sufrimos sus burlas y sus mentiras. Aylwin, Lagos, Frei, Bachelet y Piñera, significaron lo mismo. No hubo ningún cambio a favor del pueblo, solo a favor de las empresas capitalistas y para el pueblo, desprecio.

Muchxs llenxs de impotencia, vimos morir a nuestrxs viejos de enfermedades curables y sin poder hacer nada, tuvimos que mordernos los labios de rabia mientras veíamos como nuestras poblaciones se llenaban de narcos con la cooperación de las policías, introdujeron drogas para embotarle la cabeza a nuestrxs hermanxs y alimentar un circulo de pobreza y violencia que solo beneficia al empresariado.

Nuestra educación se centró en que teníamos que aplastar a cualquiera para ser “alguien” y eso estaba bien y era bien visto, le pusieron precio a nuestro derecho de formarnos y gracias a eso ahora millones forman parte de la base de un sistema que se alimenta de nuestra pobreza,  nos llenaron de reality, mientras firmábamos pagares por una educación que no servía de nada. No había ya sol sobre nuestras cabezas. No nos dejaron nada.

Ellas y ellos se llevaron todo, la decencia, el amor, la solidaridad, las sonrisas y solo nos dejaron matinales donde siempre se hablaba de lo especiales que éramos los chilenos, mientras perpetuaban la impunidad y desarrollaban toda una maquinaria de robo masivo y masacre contra Chile y el Wallmapu.

Nosotrxs reclamamos, gritamos, marchamos, exigimos. Inclusive surgieron otros como el traidor Boric y muchos más que hablaron por nosotrxs y les creímos. Por la cresta que les creímos y dijimos ahora si esto será diferente, pero mientras ellxs se llenaban de millones, nosotrxs seguimos pateando piedras.

Imagínense que les creímos tanto que, mientras teníamos que usar una tarjeta de crédito, para comprar zanahorias a tres meses plazo, aún seguíamos votando por ellxs y ellxs se seguían burlando hasta quitarnos hasta el agua. ¡El Agua! ¿Entendieron?

Pero la desidia, el desprecio de lxs capitalistas por el pueblo no se detuvo. Recomendaron levantarnos más temprano o que comiéramos flores, porque eran más baratas y seguían robando y engordando a la sombra de clases de ética, por cada robo millonario cometido contra el pueblo.

Hasta que un día dijimos basta. Que arda todo y que se vayan a la cresta con su famosa democracia burguesa, con sus protocolos arreglados en la cocina de las coimas y el reparto entre ellos, de lo que es de todas y todos. Estallamos llenos de ira todas y todos por todas partes y Chile ardió.

Y mientras ardía todo, sentimos que algo íbamos recuperando, era una sensación más que todo, que fue creciendo en todxs nosotrxs. Era la Dignidad perdida que volvía junto a nosotrxs y lo llenaba todo, la dignidad que da el luchar por lo que es justo, por lo que es nuestro.

Y esa sensación ya no la soltaríamos nunca más, ya era nuestra y con ella, caminamos ahora todos los días. Con la Dignidad a flor de piel y con nuestrxs muertos en la memoria.

Entonces cabrxs no les pedimos que nos sigan o que compartan todo nuestro pensamiento, pero al menos, entiendan que para nosotrxs ya todo cambió para siempre. Nunca más será igual pase lo que pase el domingo 18 de octubre del 2020 a un año de la masiva rebelión popular, o pase lo que pase el 25 de octubre, jamás soltaremos la calle pero no solo eso, jamás soltaremos la organización popular hasta que logremos crear otro Chile.

Cambiaremos Chile contra los políticos y contra los capitalistas. No nos interesa su famosa Convención. El pueblo organizará su propia Asamblea Constituyente y ahí sí, estará todo el pueblo pobre y humillado todos estos años, tomando sus decisiones para cambiar Chile.

No importa cabrxs que nos demoremos. Vamos a organizar la Asamblea Constituyente De Todo El Pueblo en forma paralela y en contra del acuerdo de los políticos traidores y los empresarios. Y lo haremos nosotrxs mismxs sin pedirle permiso a nadie y sin aplastar a nadie.

Esa Asamblea Constituyente De Todo El Pueblo, será la Asamblea donde pueda ser elegida Ana, Rosa, Juan, cualquiera que represente al pueblo, no importa como vista, donde viva, ni como hable. Será la expresión genuina de nuestra gente. Se lo prometemos, lo haremos, así tengamos que dejar la vida en eso.

A un año de nuestra fundación como organización político social de todo el pueblo que lucha, hemos venido para hacer este compromiso de vida, con los pueblos que habitan Chile y el saqueado Wallmapu: No descansaremos hasta cambiarlo todo y hacer de este país plurinacional, una tierra para todas y todos.

Este compromiso lo asume Primera Línea Revolucionaria ante los pueblos de Chile y el Wallmapu, a un año de su fundación y llevando en nuestra memoria a cada unx de nuestrxs héroes y mártires. ¡Que viva y que siga la Rebelión Popular de todo el pueblo hasta que la dignidad se haga costumbre!

¡ASÍ TENGAMOS QUE DEJAR NUESTRA VIDA EN ELLO, CHILE CAMBIARÁ PARA SIEMPRE!

¡POR TODXS NUESTRXS CAÍDXS EN ESTOS 47 AÑOS! ¡NADA ESTÁ OLVIDADO, NADIE ESTÁ OLVIDADO!

¡ESTE 18 DE OCTUBRE SALIMOS CON TODA EL ALMA A LAS CALLES!

¡TODO EL PODER A LAS ASAMBLEAS TERRITORIALES!

¡ARRIBA LXS QUE LUCHAN!

PRIMERA LINEA REVOLUCIONARIA DE CHILE

“Guernica” por Luis Brunetto

Una recorrida por la ocupación de tierras de Guernica, síntesis de varias visitas. Una radiografía social de los ocupantes: ¿Por qué están ahí? ¿Qué quieren? ¿Cuál es la respuesta del poder político? Datos sobre los “propietarios” y las complicidades políticas y sindicales que sostienen los negocios de constructoras e inmobiliarias, a costa del derecho a la vivienda de la población trabajadora. Y el peronismo, en vísperas del 75 aniversario del 17 de Octubre, frente a la encrucijada de Guernica.

Por Luis Brunetto, para Estación Finlandia*/

Asa

Asa tiene 12 años. Está con su hermano de 10, en una “carpa” hecha con nylon, tirantes de madera, etc. “Si, este año empezaba 1° de secundaria”. ¿Y están sólos?, le pregunto: “Este terreno es para mi papá, que está trabajando. Mis papás están separados, y él no tiene dónde ir, no le alcanza para alquilar, se tiene que quedar en casa, con mi mamá y mis abuelos”. Así no se puede vivir, les digo: “¡Claro! No se puede vivir así!”

Bellacos

Bellaco quiere decir mala persona. Los bellacos, o “El Bellaco”, dice ser dueño de gran parte de las tierras que ocupan las familias. Estas malas personas están construyendo un gigantesco country con ocho canchas de rugby, una de golf, un par de fútbol y no me acuerdo cuántas de tenis, con tres lagunas, más una serie de edificios estilo Nordelta, para el club San Cirano, que ya tiene un campo gigantesco en Betharrán, en Adrogué, junto a otra gigantesca propiedad que es de la Iglesia Católica, y en la que cabe, valga señalarlo, otra urbanización igual o mayor que la de Guernica.

Según Rosario Fernández y Eduardo “Negro” Soares, abogados que asisten a las familias ocupantes, los bellacos estos están flojos de papeles y no presentaron escritura alguna. Y si tuvieran escritura, estarían violando la ley 14449, que establece que los countrys deben ceder el 10 % del terrreno a usufructuar con fines de loteo social. Los otros dos que reclaman la tierra rayan lo cómico: Uno dice que se la dejó el dueño, al morir, a modo de indemnización laboral; el otro, que él la cuida hace 40 años. Genial: Así cualquiera…

Martín

Yo busco a Emiliano, pero Asa no sabe quién es. Camino para adentro de la toma, y llego a otra casilla improvisada con lonas y plásticos. Pregunto por Emiliano a una señora grande y una pareja de mi edad, sentados delante de la casilla: “Ah, me dice la señora, debe estar allá, en el comedor del Polo Obrero”, y me señala una carpa blanca, a unos 300 metros. “Acá esta parte es de Votamos Luchar, pero todo bien, nos conocemos todos, estamos todos juntos”.

El muchacho de mi edad se ofrece a acompañarme. Mientras vamos caminando se nos une Asa, que llega corriendo no se sabe de dónde. El muchacho me dice: “¿Lo conocés al ‘burgués’?”. El “burgués” soy yo: Fue el apodo que me dieron mis compañeros de militancia en el peronismo, a fines de los ´80, cuando era raro encontrar a un joven de clase media acomodada en las filas “justicialistas”. No era muy cheto militar en el peronismo. De hecho, mis amigos militaban en el PI, o en el PC. Yo no, porque, además de que vengo de familia peronista a partir de padres y tíos (abuelos gorilas), “la clase obrera es peronista” creía yo, y como para mí el asunto de la militancia no era un modo de transitar la adolescencia, sino que me lo tomaba en serio, trataba de estar donde estaba la clase obrera que, sigo estando absolutamente convencido, tiene la clave para resolver todos y cada uno de los problemas de este desgraciado mundo.

Hacía más de 30 años que no veía a Martín.

Delegados y Delegadas

Soy renuente, lo reconozco, al uso del lenguaje “inclusivo”, pero acá hay delegados y delegadas. Lo reconozco. Discuten con una seriedad, una profundidad y una responsabilidad que envidiarían cualquiera de los payasos que representan a los partidos burgueses en el Congreso. Bah, uno siempre tiende a mejorar a la gente: No envidiarían nada porque están para eso, para hacer de payasos en esa comedia en la que discuten hasta que se les seca la lengua y no resuelven nada, nada de nada, excepto como perpetuar las condiciones de explotación del pueblo trabajador.

En estas pocas centenas de hectáreas hay más democracia que en el resto de los millones de kilómetros cuadrados que abarca la Argentina burguesa. Por supuesto: Democracia de la clase obrera, de los trabajadores, no de los parásitos. Y hay varios millones de veces más orden: No hay robos, ni peleas, ni violencia de género, ni faltas de respeto.

La única violencia la ejerce la cana, que hostiga a los ocupantes, les saca las cosas, no les deja entrar bidones con agua, impide a los vecinos de los barrios que rodean la toma tirar mangueras y cables, para darle agua y luz a los ocupantes. Llegaron a cortar el agua del barrio para que los vecinos no puedan pasarle agua a la ocupación. Pero la luz y el agua llegan, igual.

La casa de la pileta

“Andá allá, a la casa de la pileta, ellos están desde el principio de todo”, me dicen. La casa de la pileta no la veo: Me imagino una casa con una pileta de lona o con una pileta de lavar la ropa. “¿Allá, no la vés? La pileta es el techo”. Claro: Todas las casillas están  hechas de plástico y nylon porque no dejan entrar materiales, esta tiene la particularidad de que su techumbre es una pileta de lona vieja.

Ahí viven Juan, Marcela, Carlos y Jessica. Juan y Jessica son primos, Marcela y Carlos sus respectivas parejas. Tienen 4 chicos, que viven amontonados en la carpa. “O pagamos el alquiler o comemos, no hay otra. Nosotros ya estábamos en la calle” dice Marcela. “Mire que le he escrito cartas a la Intendente (Blanca Cantero, massista del FDT), y nada, ninguna respuesta, tengo los mensajes y todo. Nos contesta con una grabación en la que dice que nos arrimemos a Acción Social. Voy a Acción Social, y no hay nada. Es una burla”.

Y los vecinos: ¿Apoyan?: “Claro. Nos pasan agua, alimentos, todo lo que pueden. Quisieron hacer marchas contra la toma y no fue nadie, ni 10 vecinos juntaron. A Blanca solamente la apoyan la gente de los countrys”.

Patoteada I

Un día entraron algunos canas de la bonaerense y gente de civil. Anduvieron apretando a la gente, que no les dio bola, y se quedó igual. Trataron de desmantelar una casita, pero se vieron superados en número por los vecinos que los rodearon para que no se hicieran los locos. Así que, como buenos cobardes, se las tomaron.

Lo interesante es que en el grupo patoteril civil, algunos ocupantes reconocieron a miembros del SOESGYPE. ¿Qué es el SOESGYPE? Es el sindicato de los trabajadores de estaciones de servicio, que dirige el tridor de Carlos Acuña, del riñón de Luisito Barrionuevo, co traidor secretario general de la CGT junto a Héctor Daer, y esposo de la intendenta peronista Blanca Canteros. Se dice que en los negocios inmobiliarios que hay detrás de todas estas bellaquerías, irían prendidos también Canteros y consorte.

Dicen…

Trabajadores en blanco

Marta y Alfredo son de Lomas de Zamora. Viven en Villa Albertina: “Vivimos en un terreno donde está la casa de mis papás, y atrás hay dos casillas, una en la que vive mi hermano con su familia y en la otra vivimos nosotros”, dice Marta. “Es un terreno de 8,66 por 25”. Marta es enfermera, trabaja en un hospital, en blanco. Alfredo trabaja hace diez años en una empresa de Logística, en CABA, en blanco.

“Entre los dos ganamos $ 55 mil, más o menos, y acá la mayoría de la gente que está gana mucho menos que eso. ¿Cómo hacemos para comprar un terreno? Esa gente que dice que no queremos laburar, que queremos que nos regalen la tierra: Yo laburo desde los 16 años. Un terreno en una zona barata de Lomas vale U$S 100 mil. A veces me parece que la gente habla sin pensar”.

¿Y si hay represión?: “¡Y a donde vamos a ir! Nos sacan de acá y nos van a seguir mintiendo, como siempre. De acá no nos vamos”, dice Marta.

Patoteada II

El sargento Larroque o sargento García (hay disputas en la toma sobre el sobrenombre adecuado para designar al ministro, porque siempre están los exagerados que ven panzas donde no parece haberlas), trajo una propuesta con tono de ultimátum, que los ocupantes debían aceptar porque sino, después del sargento,  “viene Berni” (SIC, según testigo presenciales). El Coronel.

La propuesta  la reproducimos acá en estas dos fotos, para ahorrarle al lector una perorata sobre la mismísima nada. Eso sí, aclaremos que, según los abogados de las familias, la propuesta viene acompañada de una amenaza de “procesamiento” en caso de incumplimiento. Genial.

El gobierno dice que firmaron 250 familias, de las más de 1000 censadas, lo que vendría estando un poco flojo de cualquier manera. La Coordinación de Delegados y Delegadas y Organizaciones de la toma de Guernica dice que no llegan a 20 las familias que firmaron, y que varias ya volvieron.

¿A quién le creemos, lector?

Martín y Marcela

Falta explicar porque están Martín y su compañera Marcela en la toma. “Este terreno es para mi hija. Nosotros somos vecinos de acá, vivimos a unas cuadras. La mayoría de la gente de la toma es de acá de Guernica, y está por dos motivos: Porque ya no pudo pagar el alquiler, o para conseguir un terreno para los hijos u otros familiares, o por las dos cosas a la vez. Toda gente trabajadora que va a trabajar toda la vida y nunca se va a poder comprar nada. Esa es la pura verdad”, me dice Martín.

Martín tiene tatuados a Perón y a Evita. Militó en el peronismo hasta el 2006- 07. Llegó a ocupar un importante cargo en un municipio del sur del GBA: “Pero me querían hacer firmar planes que la gente no recibía, sumas para cooperativas que después bajaban la mitad de la guita. Los mandé a la  mierda y renuncié”.

Cantero massista con aliados macristas

En Guernica hay un country en el que Eduardo Duhalde era amo y señor, del que se decía que era uno de los inversores originales, y en el que se cocinaron varias de las “maravillas” que atravesó la Argentina en los últimos años. Allí tenían casa varios de sus funcionarios. San Vicente, partido del que el actual Presidente Perón es una de esas divisiones que se hicieron en los ’90, fue siempre un feudo duhaldista.

A la estirpe duhaldista abonaron caudillos como Mabel Müller, autora del proyecto de creación del partido de Pte. Perón, y su esposo Oscar Rodríguez, quien fuera el primer Intendente y nada menos que subjefe de la SIDE durante el gobierno de Duhalde. Después del largo dominio, bajo el kirchnerismo, de Aníbal Regueiro, la massista Blanca Cantero ganó las elecciones para retomar la tradición duhaldista. Al fin y al cabo, el massismo se parece bastante a un neoduhaldismo prolijo, y ya conocemos la predilección del ex intendente de Tigre por los countrys…

La cosa es que, en este contexto, la flojedad de papeles sería extensiva a campos de vieja data, aunque eso estaría relativamente solucionado por la ocupación decenal, que parece que también favorece a los ricos. Pero explicaría la alianza entre Blanquita y el concejal Guido Giana, del PRO, su oponente en las últimas elecciones a intendente. Parece que, en vez de escritura, y en defensa de un predio lindero que no fue afectado por la toma porque, al mejor estilo Berni, Giana con quince policías sacaron a palazos a quienes pretendieron poner un pie en él, su mamá Nidia Desplats se presentó ante Martín Rizzo (juez de la causa) para declarar que “Habito el lugar con mi hijo, Guido Giana, su mujer y sus hijos de uno y tres años”. ¿Papeles?

¿A esta gente protegen los progresistas Kicillof y Larroque?

El juez Rizzo y el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta

De Rizzo, lo primero que hay que decir es que permitió que se abriera una causa en base al reclamo de varios ciudadanos y empresas “flojos de papeles”. Excluyó, eso sí, de entre los damnificados por la ocupación, a la señora Desplats y su hijo Guido: Con tres flojos de papeles alcanzaría…

El fiscal Condomí Alcorta la semana pasada sostuvo que las mamás de Guernica pensaban usar a sus hijos “como escudo”, y rechazó a la velocidad de la luz la propuesta de urbanización presentada por la Coordinación de Delegados, Delegadas y Organizaciones, confeccionada por Arquitectos y Geógrafos de la UBA y de la UNLP, calificándola de “ambiciosa, inviable e improcedente”: ¿Afanarse un predio para construir un country no es “ambicioso, inviable e improcedente”, señor Fiscal? ¿Pretender hacerse una casita si?

El muchacho es, por supuesto, coherente con toda una trayectoria profesional y de vida, que se habría iniciado durante las inundaciones de La Plata, en las que parece que formó parte del célebre operativo sciolista de “reducción del número de muertos”, sacado a la luz por el entonces juez Luis Arias. Bajo el vidalismo, el amigo promovió la idea de militarizar el Astillero Río Santiago para quebrar la huelga que realizaron sus trabajadores contra el vaciamiento.

15 de octubre

¿Se animará la alianza peronista progresista y neoduhaldista con tintura macrista, a sacar a las familias que ocupan Guernica, dos días antes del 75 aniversario del 17 de Octubre?¿Quedará entonces algo, no ya del contenido progresivo de aquel movimiento que nació de una rebelión de la clase obrera incluso contra la mismísima voluntad del propio Perón, sino siquiera algo de su retórica, que reclama eternamente la representación de “los pobres”?

En todo caso, la solución que ofrecen los ocupantes de Guernica aparece como mucho más justa, ordenada y civilizada que la propuesta del “me voy yo y viene Berni”, que plantea la alianza peronista progresista y neoduhaldista teñida de macrismo. ¿Estarán saliendo a la luz nuevas representaciones de la clase trabajadora, sociales y políticas, capaces de empezar a rebasar el gigantesco y hasta hora eficaz, pero antiguo y corroído, dispositivo de contención que representa el peronismo? ¿Estará la clase trabajadora empezando a hablar con su propia voz?

El Guernica obrero parece estar diciendo algo de eso.

Veremos.

* Por razones de seguridad, todos los nombres son ficticios.

Incendios en Córdoba: El círculo del fuego

¿Qué aparece por debajo de las imágenes de los incendios en Córdoba que reproducen los principales medios de comunicación del país? Verdades. Expresadas en números, en fenómenos naturales, en denuncias de asambleas ambientales y contra el propio gobernador, las verdades se multiplican por debajo de la insostenible versión oficial que mágicamente pretende otorgar la responsabilidad de los incendios a un factor climático: la sequía. Sequía que, por lo demás, no es un fenómeno mágico sino producto de años de desmonte. Desmonte que, por lo demás, no es un fenómeno mágico sino producto del interés y la complicidad gubernamental. Debajo de la versión oficial, aparece un círculo vicioso de verdades.

Por Redacción /

Números

12 millones eran las hectáreas de bosque nativo que a comienzos del siglo XX había en el territorio de la provincia de Córdoba. A fines de 2019, de esos 12 millones quedaban solo 360 mil, es decir, el tres por ciento. Según las estimaciones del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, 289.494 hectáreas fueron arrasadas por las llamas desde enero hasta el pasado ocho de octubre, aún sin sumar los datos de la última semana. Desde que el territorio afectado por el fuego es contabilizado oficialmente, el mayor incendio en Córdoba había sido registrado en el año 2009 con 226 mil hectáreas quemadas. Cuando finalice 2020 tal vez sabremos cuántas de las hectáreas incendiadas corresponden a bosques nativos y cuántas quedan vivas, si es que quedan.

Este jueves el Gobierno provincial informó que todos los focos que se mantenían activos fueron apagados por las lluvias que, luego de cinco meses de sequía, volvieron a caer en algunas zonas de la provincia. A lo largo del año, la sequía más profunda en 65 años se consolidó como el argumento principal – sino el único – que supo esbozar Schiaretti para justificar el descontrolado avance de los incendios en el Valle de Punilla, Sierras Chicas y, más tarde, en la zona de Alpa Corral, departamento de Río Cuarto. Como sabe cualquiera que no crea en fórmulas mágicas, las sequias no son un mero producto de la azarosa naturaleza.

Las sierras cordobesas arrasadas por el fuego. Foto: Gobierno de Córdoba

“De los tres ambientes que caracterizaban a Córdoba – Provincia Biogeográfica Chaqueña, Provincia Biogeográfica del Espinal, Provincia Biogeográfica de la Estepa Pampeana – ya han sido prácticamente exterminados el Espinal y la Estepa Pampeana – apenas quedan relictos, los sistemas masivos ya no existen”, señaló en una “carta abierta” publicada esta semana Raúl Montenegro, biólogo y profesor de la Universidad de Córdoba, además de presidente de la Fundación para la Defensa del Ambiente (FUNAM). Entre 2014 y 2019, según apunta el profesor, a los incendios se le sumó el desmonte previo de 37 mil hectáreas.

“Fábricas de agua”, así llaman en Córdoba a los bosques nativos que han sido deforestados sin control en las últimas décadas. Este año, además de los incendios, el círculo se cerr´ó en el Lago San Roque, que provee de agua a varias localidades del Valle de Punilla y a buena parte de la capital cordobesa, y sufrió una de las bajantes más importantes de su historia. Las autoridades llegaron a amenazar con aplicar cortes programados de suministro en Villa Carlos Paz. “Urge multiplicar el castigo social a fuerza de tinta, teclados, redes sociales, medios de comunicación sensibles, protestas que respeten los protocolos, presentaciones judiciales, pedidos de juicio político y cuanta herramienta lícita tengamos a mano”, sentenció en su carta Montenegro.  

Asambleas

Las imágenes, declaraciones y testimonios sobre los incendios que se observan en la mayor parte de los principales medios de comunicación reproducen la versión oficial del gobierno cordobés: el fuego es una catástrofe producida por otra catástrofe, la mayor sequía en 65 años, y se hace lo posible para combatirlo. Sin embargo, por debajo de esa versión, existe otra que está principalmente sustentada por los vecinos organizados en asambleas ambientales de las zonas afectadas por los incendios.

Debajo del relato oficial, las asambleas y las brigadas han tenido que realizar este año una difícil pero necesaria labor: contar la verdad

Como en toda lucha político – económica – el fuego es una lucha político – económica – hay un derecho y un revés. De un lado están los productores agropecuarios que renuevan las tierras con fuego, los que queman bosques para abrir las tierras a la producción, los responsables de la ampliación de la frontera de la soja, los empresarios que incendian para después montar countries, los gobernadores cómplices que viven en esos countries, y demás etcéteras. Del otro, para sorpresa de todos estos, hay personas que sufren los fuegos, y las personas que sufren los fuegos, para mayor sorpresa, sienten, piensan y viven una vida que creen que merece ser defendida. Así, en las últimas décadas, la complicidad con el fuego de los diversos gobiernos derivó en la organización de los vecinos en las llamadas asambleas ambientales.

En el Valle de Punilla, la zona más afectada por el fuego durante 2020, las asambleas se multiplican. Hay una en casi todos los pueblos, parajes o ciudades, y todas ellas, además, se nuclean en una Asamblea Regional. Eso sin contar a las brigadas vecinales que, ante la inacción del Estado, se organizan para apagar los incendios que nadie apaga. Debajo del relato oficial, las asambleas y las brigadas han tenido que realizar este año una difícil pero necesaria labor: contar la verdad.

La verdad

En orden cronológico, la verdad contada por los asambleístas se estructura más o menos así: hay quemas intencionales con intereses económicos ya mencionados; los gobiernos son cómplices; las quemas y los desmontes producen sequías que cada año son más profundas pero que, al suceder cada año, son previsibles; sin embargo, el Plan Provincial de Manejo del Fuego fue desfinanciado ininterrumpidamente en los últimos años, se quitaron los puestos de detección temprana de las llamas, se dejó de invertir en equipamiento para los bomberos que, además, son pocos, voluntarios y están preparados para zonas urbanas, eso sin mencionar la orden, no oficial pero escuchada en cada uno de los parajes de Punilla, que reciben los efectivos para dejar que el fuego avance y apagarlo solo cuando llega a las casas.

El fuego llegando a las casas de la localidad de Luyaba. Foto: Gobierno de Córdoba

También: en muchos casos los bomberos ni siquiera llegan, los vecinos llaman y no aparecen, por lo que ellos mismos salen a apagar el fuego – dos vecinos murieron este año -, luego reciben la reprimenda oficial del director de Defensa Civil Diego Concha, quien amenaza con enviar a las fuerzas de seguridad para echar a quienes intentan colaborar, pero no brinda los recursos necesarios para apagar el fuego; en algunos casos, incluso, como cuando las llamas llegaron a zonas habitadas de Tanti, la policía interrumpe el paso de los brigadistas organizados.

Por último: el Gobierno provincial desinforma, no reporta los focos que en verdad existen, y para colmo deja avanzar los incendios sin pedir ayuda a otras provincias ni a Nación, que tampoco aparece demasiado preocupada por colaborar. Recién cuando el fuego se presentó sin control a la vista de todos, llegando a zonas urbanas con videos viralizados en redes sociales, Schiaretti decidió declarar Alerta Roja para pedir ayuda a otras jurisdicciones.

Denuncia

Junto al abogado ambientalista Juan Smith, el propio Montenegro, en nombre de la FUNAM, presentó el pasado cinco de octubre una denuncia penal contra el gobernador de Córdoba por la demora en pedir auxilio para combatir los focos de incendio: “A raíz de esa demora en declarar la emergencia Roja, durante buena parte de los diez días en que solo actuó el Plan Provincial de Manejo del Fuego fue evidente que los incendios excedieron la heroica capacidad de trabajo de los Bomberos Voluntarios y la insuficiente disponibilidad de aviones hidrantes”, sostuvo Montenegro.

Es que recién el tres de octubre, cuando ya se estimaba que las llamas habían arrasado al menos 190 mil hectáreas, el gobernador decidió levantar el teléfono. “Claramente hubo una reticencia a solicitar ayuda, en una especie de delirio de autonomía y separación, como si los cordobeses no fuéramos parte de una Nación y pudiéramos necesitar, como era este el caso, el auxilio del resto del sistema del combate al fuego”, indicó Smith en este sentido y agregó que “Córdoba inició un camino desde hace décadas, acentuado o profundizado en estas últimas dos, en el que concentró nuestros bienes comunes en pocas manos para convertirlos en dinero y, a su vez ese producido, concentrarlo aún más en menos manos. La magnitud de estos incendios tiene su razón de ser en esa ideología”.

“Bolivia a la hora señalada” por Jorge Montero

A pocos días de las elecciones presidenciales en Bolivia, y con encuestas que arrojan resultados disputados a favor del candidato del Movimiento Al Socialismo, Luis Arce, diferentes declaraciones desde Bolivia y Estados Unidos se erigen amenazantes sobre la posibilidad de un no reconocimiento del resultado de la contienda electoral. Los mensajes caen como pedradas.

Por Jorge Montero, para Estación Finlandia/

“Esto implica, no sólo mejores condiciones de vida, un cambio radical de estructuras, una revolución social, sino mucho más: la creación continua, y siempre inacabada, de una nueva manera de ser hombre, una revolución cultural permanente.”

Néstor Taboada Terán (Escritor, Historiador y Periodista boliviano)

Luis Almagro, el secretario general de la Organización de Estados Americanos -“ese ministerio de colonias yanqui”, como lo calificara el cubano Raúl Roa-, se reunió en Washington con Arturo Murillo, ministro de Gobierno de Bolivia, y escribió en su cuenta de Twitter acerca de su preocupación “sobre posibilidad de nuevo fraude en Elecciones Generales 2020”. Ambos hombres han sido claves en los acontecimientos de noviembre pasado que finalizaron con el golpe de Estado y el derrocamiento de Evo Morales. Almagro desempeñó un papel central desde la OEA, dando aire a la escalada golpista, al poner en duda los resultados electorales del 20 de octubre y un supuesto fraude nunca comprobado.

Un año después, la OEA regresa a Bolivia en “Misión de Observación Electoral” encabezada por el ex canciller de Costa Rica Manuel González, casualmente el mismo hombre que tuvo a su cargo la oscura tarea en los anteriores comicios. Por su parte Murillo, pasa por ser el hombre fuerte del gobierno de facto. Ha sido uno de los principales responsables de conducir la política de amenazas, persecuciones y represión desde su puesto en el ministerio de Gobierno que, entre otras atrocidades, provocó las masacres de Senkata y Sacaba, con el saldo de 34 personas asesinadas, más de 600 heridos y alrededor de mil presos y presas políticas en las cárceles de la dictadura. De hecho, se ha mantenido en un gabinete de facto donde solo quedan siete de los 20 ministros del equipo original. Y recientemente fue denunciado por Oscar Ortiz, destituido ministro de Economía y Finanzas Públicas, quien se quejaba amargamente: “La presidenta Añez le ha entregado el futuro del Gobierno y del país al ministro Murillo, que es una persona que no tiene la capacidad, no tiene la serenidad necesaria para poder resolver los problemas como corresponde, que es buscando soluciones en el marco de la Constitución y las leyes”.

En su reemplazo asumió, nada menos, el fascista croata Branko Marincovic, empresario de Santa Cruz de la Sierra e ideólogo del proyecto de balcanización de la Media Luna Oriental. ¿Por qué Murillo y Almagro hablan de fraude teniendo el control del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y dela Misión de la OEA? “Ojalá no estén recibiendo instrucciones de que no se lleven adelante las elecciones o finalmente, como ocurrió en Honduras, hacer fraude electoral”, denunció Luis Arce, candidato a presidente por el Movimiento al Socialismo (MAS). La declaración de Almagro junto a Murillo, en la recta final de las elecciones, en el marco del repentino viaje del ministro boliviano a Estados Unidos, del que trascendió poco -una foto con Almagro y sendas reuniones con el Departamento de Estado y el Banco Interamericano de Desarrollo, donde acaba de asumir el gusano Mauricio Claver- Carone, hombre de Trump-, despierta justificadas alertas acerca de la preparación de un escenario de fraude para no reconocer una posible victoria en primera vuelta del candidato del MAS. Siempre envuelto en un halo de misterio, Murillo sostuvo que en su viaje a Washington abordó “temas bastante delicados que tienen que ver con la seguridad del Estado, referidas a las amenazas ante las elecciones”, para lo cual “Estados Unidos puede ayudar en varias cosas.

No son las únicas amenazas que pesan sobre el proceso electoral boliviano. Por un lado, aún sigue vigente la posibilidad de suspensión de la personería jurídica del MAS por parte del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP). La respuesta de Evo Morales, desde Buenos Aires, fue un nuevo pedido de moderación a sus seguidores: “Pese a las presiones internas y externas no existen argumentos legales ni jurídicos para proscribir al MAS. Mi pedido hermanas y hermanos es que tengamos paciencia y evitemos las provocaciones que buscan crear convulsión y suspender las elecciones”. Aun cuando es difícil que esta proscripción prospere, debido a la relación de fuerzas establecidas por las masas trabajadoras y populares durante los bloqueos de los 11 días del mes de agosto, la posibilidad se mantiene latente. Por otro lado, se han dado agresiones contra caravanas de campaña del MAS en algunos departamentos del país, como en Santa Cruz, región donde tiene mayor fuerza Fernando Camacho, dirigente central durante la escalada del golpe de Estado, y uno de los candidatos a presidente.

Tanto Camacho, como Murillo, han sido señalados por sus vínculos con organizaciones armadas, paramilitares, como la Unión Juvenil Cruceñista, y la Resistencia Cochala, que fueron desplegadas durante el golpe en Santa Cruz, Cochabamba y La Paz, y en el mes de agosto contra las movilizaciones y bloqueos de los movimientos sociales que exigían que no fueran pospuestas las fechas electorales. La posibilidad de un escenario de violencia ha sido anticipada en estos días por el Gobierno de facto. Añez afirmó que si Arce pierde las elecciones “no va a reconocer el resultado y va a querer incendiar el país”. Murillo, por su parte, afirmó que el MAS tiene “armas de fuego”, y que podría haber “sangre el 18 de octubre”. ¿Podría el Gobierno de facto desatar episodios de violencia, atribuirlos al MAS y luego utilizarlos como justificación para tomar medidas de excepcionalidad que puedan afectar la contienda electoral?

        

Acusar al MAS de violencia es una estrategia narrativa que fue utilizada desde el inicio del golpe: bajo ese argumento se dieron persecuciones, criminalización de dirigentes -como el mismo Evo Morales-, organizaciones y protestas. El objetivo sería impedir un regreso del MAS al Gobierno en Bolivia, algo que está en gran parte atado a la posibilidad de que Arce gane el 18 de octubre con más de 40% y 10 puntos de diferencia sobre el siguiente candidato, con lo que evitaría así una segunda vuelta, que uniría a todos sus antagonistas. Arce encabezó todas las encuestas desde que fue presentado como candidato. Una de las razones fue la división de los actores de derecha que fueron parte, con roles diferenciados, del golpe de Estado: Fernando Camacho, Jorge Quiroga, Carlos Mesa y Jeanine Añez. Estos personajes, cohesionados en octubre y noviembre alrededor del objetivo del derrocamiento de Evo Morales, se volvieron a dividir una vez que el gobierno de facto logró asentarse y, sobre todo, cuando Añez decidió anunciar su candidatura presidencial, algo que no formaba parte del acuerdo interno y provocó enfrentamientos.

El MAS, en contraste con esa fragmentación, logró articularse alrededor del binomio de Luis Arce y David Choquehuanca, con respaldo de los movimientos sociales, indígenas, campesinos y la Central Obrera Boliviana (COB). La incapacidad de los candidatos de derecha de construir una plataforma común fue una de las razones de las postergaciones electorales del 3 de mayo al 2 de agosto, luego al 6 de septiembre y, finalmente, el 18 de octubre. Esa situación de fragmentación forzó el anuncio de Añez el 17 de septiembre de no presentarse como candidata: “Lo hago para sumar a la victoria de los que no quieren la dictadura. Si no nos unimos, vuelve Evo”, afirmó. Por su parte, Jorge “Tuto” Quiroga, que renunció el domingo a su candidatura, afirmó que está dispuesto a hacer “lo que esté a su alcance” para evitar que gane el MAS.

El Gobierno de facto enfrentó una paradoja: perdió respaldo social a medida que postergó las elecciones para impedir el regreso del MAS y avanzar en su proyecto económico. En los meses de la presidencia de Jeanine Áñez crecieron en flecha los índices de pobreza en un contexto agravado por la pandemia, quedó expuesto el plan de privatizaciones de empresas estatales, el endeudamiento con el Fondo Monetario Internacional, y escándalos de corrupción como la compra de respiradores con sobreprecio. Luis Arce, quien fue ministro de Economía, durante los gobiernos de Evo Morales, por el contrario, tiene una carta importante que mostrar por sus logros en ese período. El tiempo, en lugar de favorecer a la dictadura, amplió su rechazo social. El MAS, en cambio, se mantuvo cohesionado, no sin tensiones. Los reiterados llamados a la moderación por parte de Evo Morales, hacia las masas de trabajadores, campesinos y originarios que convergieron en más de 185 bloqueos a lo largo de la geografía boliviana, son una prueba palmaria. Mientras el reclamo popular primigenio sostenía el elemental derecho popular a elegir sus gobernantes sin nuevas dilaciones, creció vertiginosamente la exigencia por la renuncia del gobierno golpista de Áñez.

¿Está dispuesto el bloque burgués nacional e internacional que urdió y encabezó el golpe a perder el gobierno por los votos menos de un año después de su victoria? Seguramente es la principal pregunta que circula desde que fue derrocado Evo Morales. Las amenazas sobre el proceso electoral abarcan tanto los días anteriores a las elecciones, como el desarrollo mismo de la jornada, y las horas y días siguientes. Es en ese contexto en el que hay que interpretar, por ejemplo, el reciente homenaje a los militares que asesinaron al Che.

También se presenta otro riesgo del que alerta la dirigente aymara y feminista comunitaria antipatriarcal, Adriana Guzmán: “que respeten esa victoria, pero que, para garantizar la estabilidad y la gobernabilidad, el gobierno del MAS tenga que transar. Yo creo que eso va a ser un gran riesgo para el proyecto político que defendemos y que queremos continuar y profundizar. Sobre todo, si hacen acuerdos políticos para dejar impunes a los autores intelectuales de las masacres… Yo creo que uno de los más grandes riesgos es que el Movimiento Al Socialismo negocie la estabilidad y la gobernabilidad con la misma derecha fascista que ha hecho el golpe”.

La contienda del 18 será central para el país y para América Latina. El golpe de Estado contra Bolivia implicó un punto de inflexión en un continente marcado por una ofensiva de las derechas articuladas desde el Departamento de Estado estadounidense. La forma en la cual transcurra la elección y su resultado será un capítulo central en la lucha de los pueblos latinoamericanos por su futuro y en la búsqueda de la unidad antimperialista.

Incendios en el Delta: Las fronteras del fuego

Para trazar el mapa de los incendios en Argentina desde mediados de los noventa hasta la fecha alcanza con un simple ejercicio: seguir el desplazamiento de las fronteras del agronegocio. Si por el contrario se busca trazar el mapa del agronegocio en ese mismo período, alcanza con realizar el ejercicio inverso: Seguir el desplazamiento de las fronteras del fuego. Una frontera es la misma que la otra y este año el avance de los límites acabó al fin por alcanzar a las islas del Delta del Paraná: con cerca de 260 mil hectáreas quemadas es la zona del país más afectada por las llamas en lo que va de 2020. Detrás, el negocio ganadero.  

Por Redacción/

La soja y las vacas

Ningún isleño del Delta Superior y Medio desconoce que los fuegos comenzaron a hacerse frecuentes en los humedales cuando las vacas llegaron al lugar ¿Culpa de las vacas? Culpa de la soja, que ya consolidada a inicios de este siglo, amplió sus fronteras para quedarse con el territorio que antes era de las vacas. Tras la reconversión de grandes empresarios ganaderos en sojeros, o la compra de unos por los otros, o las dos cosas en simultáneo o a la inversa, en fin, tras alguna de todas las variantes que ofrece la propiedad agropecuaria, las tierras que servían para el ganado se fueron pintando del monótono color de la soja.

Claro que a ningún empresario se le cruzó por la cabeza dejar a sus vacas en libertad. Había que buscar entonces un nuevo destino para el ganado y las islas del Delta aparecieron como un horizonte potable por las condiciones de sus tierras, con humedales atractivos para el pastoreo. Ahora, décadas después, algunos empresarios se dieron cuenta de que en el Delta también puede haber inundaciones, y se desligan de la responsabilidad de los incendios asegurando que allí ya no quedan tantas vacas, puesto que las probabilidades de que se ahoguen en inundaciones hicieron que la actividad no fuera tan productiva como en principio se podía creer.

Ganadería en el Delta entrerriano. Imagen: INTA

Sin embargo, las vacas siguen allí. Menos que antes, pocas, muchas, allí están y detrás de ellas sus dueños. Hace unas semanas, el diputado nacional de Santa Fe por el Frente de Todos, Marcos Cleri, presentó en el Juzgado Federal N°2 de Paraná, Entre Ríos, provincia en la que se produjo la mayor parte de los incendios, una lista entregada por el SENASA donde se indica que, hasta marzo de este año, solo en el Municipio entrerriano de Victoria había 229 productores ganaderos propietarios de entre 200 y 1.700 cabezas de ganado cada uno.

La cosa se complicó cuando, en el listado entregado por SENASA, aparecieron por arte de magia, con 533 cabezas bovinas, Carlos, Aldo y Raúl Maiocco ¿Quiénes? Los tres primos del intendente de Victoria, el cambiemita Domingo Maiocco. Entre otras celebridades, también aparecen Roque Fernández, ex presidente del Banco Central, con 554 cabezas o Carlos Garbelino, ex senador del PJ, con 219 cabezas.

Incendios en las islas vistos desde Rosario

De la lista de más de 200 productores hay dos imputados por la Justicia Federal de Entre Ríos, que investiga con bastante poco apuro los orígenes de los incendios. El primero también es una celebridad: Aníbal Román Baggio, con 275 cabezas de ganado, integrante de la familia dueña de la marca de jugos que lleva su apellido. El segundo, Enzo Rómulo Mariani, que declaró 361 cabezas de bovinos, es un nombre más desconocido. Sin embargo, en Rosario saben muy bien de quién se trata.

Usurpaciones que sí

El pasado 23 de septiembre la Municipalidad de Rosario presentó una denuncia penal contra Mariani en el mismo Juzgado Federal de Paraná. Una semana atrás, la Dirección de Recursos Naturales del Gobierno de Entre Ríos había detectado que el empresario comenzaba a realizar movimientos con maquinaria agrícola y a levantar terraplenes en zonas incendiadas de las islas. Por resolución judicial, desde hace meses se encuentra prohibido realizar cualquier tipo de actividad en las islas y el municipio de Rosario, con material fotográfico probatorio, decidió realizar la denuncia. ¿Por qué Rosario intervino en el marco de una actividad que se produjo en territorio entrerriano? Para responder a esta pregunta hay que remontarse a más de medio siglo atrás.

La retroexcavadora de Mariani levantando terraplén en tierra quemada. Imagen aportada a la Justicia por el Municipio de Rosario

En el año 1948 el rosarino Carlos Deliot, lo que comúnmente se conoce como un “filántropo”, donó a su ciudad 2.204 hectáreas de su propiedad en la Isla Charigüe, que se encuentra frente a Rosario pero en territorio de la provincia de Entre Ríos. Desde entonces y hasta hace pocos años la actividad del municipio en la zona donada fue casi nula. Recién en agosto de 2013 la intendencia conformó la Comisión Multisectorial “Legado Deliot” con el objetivo de “establecer las estrategias para producir un proceso de secuencia de acciones que permitan consolidar el uso sostenible del espacio territorial de los predios”, según se lee en el decreto de creación de la Comisión. Entonces, se iniciaron trabajos de recuperación del lugar y al día de hoy se encuentra establecida la “Reserva de Los Tres Cerros” en 600 hectáreas del “Legado”.

Pero ya era tarde. En otras 800 de las 2.204 hectáreas Mariani había metido la mano tiempo atrás, construyéndose una casa, pileta, trayendo ganado para engorde y hasta levantando terraplenes que bloquearon los arroyos Paranacito, Los amores y De La Cruz, al que finalmente consiguió dejar sin agua, según denunció en 2009 la organización “El Paraná no se toca”.

Reserva Los Tres Cerros. Imagen: Municipio de Rosario

No contento con esto, en 2018 el empresario tomó la decisión de asumirse como un usurpador con todas las letras y presentó en la Justicia entrerriana un reclamo para que se lo reconozca como el legítimo dueño de las tierras que ocupa por el solo hecho de vivir allí hace años. Hasta el día de hoy, mientras Mariani es acusado de quemar las islas y levantar terraplenes sobre ella, los terrenos continúan en disputa judicial.

La Multisectorial por los Humedales exigió la “inmediata devolución de las 800 hectáreas usurpadas”, aunque, se sabe, en Argentina hay usurpaciones que merecen orden de desalojo y otras que no

Este miércoles la Multisectorial por los Humedales realizó un escrache al empresario en las puertas de la guardería náutica Henry Morgan, que también es de su propiedad. La organización reclamó “castigo penal efectivo e inmediato por atentar contra el ecosistema y la salud de millones de habitantes” y que la Municipalidad de Rosario declare “persona no grata” a Mariani. Además, pidieron la “revocación de las habilitaciones municipales de sus emprendimientos”: el ganadero / náutico es propietario también de una estación de servicios terrestre, otra náutica, un bar y un salón de eventos. Por último, la Multisectorial exigió la “inmediata devolución de las 800 hectáreas usurpadas”, aunque, se sabe, en Argentina hay usurpaciones que merecen orden de desalojo y otras que no.

Sin fronteras

El Río Paraná atraviesa desde principios de 2020 la bajante más profunda de los últimos cincuenta años. Las imágenes del río vacío, casi como un desierto, impactan a cualquiera que alguna vez haya navegado sus aguas. Como es obvio, la bajante y la sequía cumplen un rol determinante en el avance de los incendios, sin embargo, no se trata de un factor meramente climático o azaroso.

El año pasado, cuando los principales medios televisivos mostraban – mucho más de lo que ahora muestran las imágenes del Delta – las terribles postales de los incendios en la Amazonia brasilera, los especialistas ya advertían que las llamas tendrían consecuencias en toda la región y producirían grandes sequías. El Paraná, decían los expertos, sería uno de las más afectadas por la ausencia de lluvias. Allá, en Brasil, también hay más que el clima detrás de los incendios.

El Paraná desierto. El río atraviesa a peor bajante en 50 años.

En agosto de 2019, en plena crisis por los incendios, Ricardo Galvão, entonces director del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil, fue despedido de su cargo luego de enfrentarse a Bolsonaro por publicar datos oficiales que exponían la relación entre la actividad agropecuaria y los incendios. Los datos del Instituto mostraban que, de enero a julio del año pasado, 2.255 kilómetros cuadrados habían sido deforestados en la zona de la Amazonia, lo que significaba un aumento del 278 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2018.

Como se sabe, en la Amazonia brasilera hay selvas y los árboles, como al parecer toda forma de vida, se presentan como un obstáculo para la empresa agropecuaria. Así, antes de quemar el terreno para abrirlo a la explotación agrícola o ganadera, en el Amazonas es necesario un requisito previo: talar los bosques. Los datos publicados por Galvão demostraban que la mayor parte de los incendios se habían producido en terrenos que ya habían sido deforestados previamente.

Ahora, no solo la Amazonia vuelve a ser víctima de las llamas sino que los incendios también han avanzado sobre El Pantanal, el mayor bioma de humedales del mundo. En Argentina, los especialistas advierten que la situación del Paraná no va a mejorar en el corto plazo, y que las lluvias necesarias recién volverían a nuestros humedales pasado el verano próximo. El “ecocidio”, como lo llaman los ambientalistas, traspasa las fronteras del agronegocio y del fuego tan rápido como el capital.

Carta inédita del Che a Fidel Parte III: El Partido y el Estado

Tercera y última parte de la carta, en la que Guevara realiza una revisión del rol del Partido y del Estado en el proceso revolucionario cubano al momento de su partida, como así también una serie de recomendaciones y previsiones generales en términos de planificación económica. Las aclaraciones entre corchetes corresponden a la edición original, las nuestras figuran como citas al pie. 

¿Cómo hacer participar a los obreros? Es un interrogante que no he podido responder. Considero esto como mi obstáculo más grande o mi fracaso más grande y es una de las cosas para pensar porque en ello también está implicado el problema del Partido y del Estado, de las relaciones entre el Partido y el Estado. Pasaremos al tercero de los puntos con que amenacé: La función del Partido y del Estado.

Hasta ahora nuestro pobre Partido ha sido un muñeco armado al estilo soviético y que empezó a caminar al estilo soviético: como buen muñeco, empezó a hacer de las suyas en cuanto se topó con la porcelana y hemos resuelto el problema quitándole la cuerda. Ahora está en un rincón pero pretendemos reactivar ese muñeco y empieza a mover una pierna u otra; me atrevo a decir que, en cualquier momento, rompe otra loza más, porque hay problemas de fondo que no han sido correctamente tratados y que impiden su desarrollo.

En mi concepto, el Partido es un aparato que conjuga en sí la doble situación de ser el motor ideológico de la Revolución y su más eficiente sistema de control. Por motor ideológico, entiendo, el hecho de que el Partido y sus miembros deben tomar las principales ideas directrices del Gobierno y transformarlas, a cada uno do los niveles, en impulsos directos sobre los organismos de ejecución o sobre los hombres. Por aparato de control, el que las bases del Partido y sus organizaciones superiores, en grado sucesivo creciente, estén capacitados para presentar ante el Gobierno, la imagen de lo que realmente sucede en todo aquello que no dependa de la estadística o del análisis económico, es decir, la moral, la disciplina, los métodos de dirección, la opinión del pueblo, etc.

Para cumplir su cometido de motor ideológico, el Partido y cada miembro del Partido, debe ser vanguardia y, para ello, deben de presentar la imagen más cercana a lo que debe ser un comunista. Su nivel de vida, es decir, el nivel de vida de los miembros del Partido, nunca debe de exceder, ni como cuadros profesionales, ni como cuadros dentro de la producción, al que tengan sus iguales. La moral de un comunista es su galardón más preciado, su verdadera arma, por ello, hay que cuidarla, incluso, en los aspectos más íntimos de su vida; la parte práctica de esto, la forma en que el Partido debe conducir el cuidado de la moral individual, es uno de los puntos más difíciles de tratar pero es natural, que ni ladrones, ni oportunistas, ni fariseos puedan figurar en el Partido, cualesquiera que hayan sido sus méritos anteriores.

En esta etapa, el cuadro revolucionario con sus cualidades morales como tarjeta de presentación por delante, tendrá que hacer esfuerzos fundamentales por crear la conciencia en las tres líneas más importantes: la capacitación, tanto técnica, como cultural o de profundización de la conciencia, la defensa del país, tanto armada como ideológica y la producción en todos sus aspectos: y, defendiendo estas tres líneas fundamentales e impulsando con su ejemplo debe participar en todos los planes nacionales, jerarquizando su acción en la medida en que el Gobierno la jerarquice. Todo esto buscando la manera de actuar de tal manera que siempre se tenga presente la lucha contra la tendencia a burocratizar el Partido, es decir, a convertirlo en un instrumento más de control estadístico del Gobierno, o en órgano de ejecución, o en órgano parlamentario, con muchos personajes a sueldo y muchas correderas en jeep, reuniones, etc. etc.

Es necesario desarrollar los cuadros del Partido para que cumplan su tarea de control. El Partido, naturalmente, tiene que tener la organización propia, separada del Estado, aun cuando hoy ocasionalmente haya una serie de cargos en los cuales se mezclan Partido y Estado. Como tareas inmediatas es necesario realizar la elección de los cuadros medios extraídos de la base por métodos parecidos a los empleados para la selección de los inferiores y la reestructuración de la Dirección Nacional, adaptándolos a las ideas que en este momento tengamos sobre el tema.

Una de las primeras tareas que tiene que analizar el Partido son sus relaciones con la Administración a todos los niveles. ¿Cuál será la relación que el Partido va a tener con el Gobierno? ¿Cuál la de las Direcciones Provinciales con los Gobierno Provinciales o JUCEI [Junta de Coordinación, Ejecución e Inspección] y los regionales y núcleos con sus correspondientes? Esta es casi la tarea fundamental, el punto central de la discusión y si podemos dilucidarlo habremos ya puesto una buena piedra para el adelanto de todo el aparato.

Hasta ahora he hecho una serie de consideraciones generales, buenas o malas, pero que no aportan nada al problema. Creo que es necesario realizar una serie de tareas concretas para que el Partido pueda ir jugando su papel. Me parece que uno de los puntos fundamentales en este momento es proceder a la selección de los cuadros medios y a la reestructuración de la Secretaría de Organización, de tal manera que tenga realmente una especie de poder ejecutivo sobre todos los cuadros profesionales en todas las tareas de organización del Partido; esto se puede realizar rápidamente y buscar un sistema para proponerlo al Secretariado, devolviendo a la producción todos los cuadros medios que simplemente no dieran la talla. Al mismo tiempo, hay que considerar el desarrollo de los cuadros y para ello tiene que desarrollarse con una idea central del Partido. Si se acepta la que yo doy como definición de comunista, hay que establecer sistemas rígidos de disciplina, de control y de autocrítica que permitan ir desglosando todas las matas raquídeas dentro del Partido.

Se pueden tomar las principales tareas de la nación como fundamentales, después las principales tareas de los organismos como secundarias y el Partido tomar bajo su cargo el impulso de una serie de estas tareas. Para referirme a la industria: grupos de vanguardia, trabajadores de vanguardia que vayan a las fábricas más atrasadas. Los comunistas no deben ganar un plus salario, sino su salario habitual, o el medio, los comunistas de cualquier tipo que sean deben estar dispuestos a trasladarse de un lugar a otro del país cuando el Partido lo ordene. Quiere decir esto, que un comunista, contador en La Habana, tiene la obligación de trasladarse a Nicaro si el Partido lo ordena, dilucidando bien esta obligación como miembro del Partido y no como funcionario.

Debe procederse a la continua revisión de los miembros del Partido en asambleas periódicas para incluir candidatos nuevos y desechar los viejos, los que han demostrado debilidades grandes, estableciendo en todos aquellos casos en que las faltas no sean graves el status de candidato a miembro. Establecer por el Secretariado de Organización un proyecto de organización del Partido en todo su conjunto, pero dividido en dos partes, una de las cuales abarque de las Direcciones Provinciales hacia abajo, de tal manera que, si por las circunstancias actuales no se admite la reestructuración propuesta se pueden iniciar trabajos serios de las Direcciones Provinciales hacia abajo, que para este trabajo se forme una comisión dirigida por la Secretaría de Organización y con participación de miembros de las provincias, ya sea una de cada provincia, o alguno elegido entre las distintas provincias.

Que la organización nombre un pequeño grupo de compañeros que trabajen en la creación de unos estatutos provisionales del Partido, que servirían para reglar su funcionamiento hasta que se convoque un congreso en el que se aprobará definitivamente el programa. Se deben reglar las relaciones entre el Partido y la Juventud. También formar una comisión mixta, ya sea solo de miembros del Partido que a su vez sean administrativos o de miembros del Partido y de la Administración que normen de Ministerio hacia abajo las relaciones entre ellos.

Algunos de estos proyectos pueden ser discutidos en las bases previamente y otros directamente discutidos en las esferas superiores. Creo que las líneas fundamentales son:

Aprobar el concepto de lo que debe ser un comunista, cualquiera que este sea o dentro de los límites que se precise.

Iniciar las tareas de discusión de las relaciones Partido-Administración.

Decidir sobre las funciones del Partido, ya sean estas que planteo de motor ideológico y control, o las que se establezcan y establecer un método de trabajo que permita dividir la tarea en dos partes.

Aun cuando el Partido, en algunos aspectos, siga con las características de acefalía actual, puede estructurarse una firme organización de base.

Más o menos esto es lo que tengo que decir sobre el Partido, poco más que un llamado a la investigación, es siempre dentro del marco de mi preocupación fundamental que es la creación del hombre nuevo.

Sobre el Estado tengo aún menos que decir. Creo que es el embrollo más grande, pero también creo que tenemos que hacer esfuerzos sistemáticos por investigarlo. Por eso me parece que el sistema adoptado para la reestructuración administrativa, lucha contra el burocratismo, etc., tiene un grave error de fondo; otra vez estamos cayendo en el sistema de dibujar al hombre comenzando por la nariz, sin un esquema de conjunto. Si la JUCEPLAN [Junta Central de Planificación] es la encargada de confeccionar la estadística y a los organismos también se le da esa facultad, no debe una comisión regional cambiar los modelos exigidos centralmente. No se ha podido racionalizar más porque se choca con una serie de limitaciones de tipo burocrático central o de exigencias de la JUCEPLAN, o por indisciplina. Sería mejor encuadrar al Partido dentro de esta misma línea de acción y hacer un trabajo ordenado que vaya de arriba hacia abajo; si quieren que estudien en la base todo lo necesario, pero para ir después subiendo en su estudio y dar una recomendación al final, no una acción al principio.

La idea de reestructuración presentada por la JUCEPLAN me parece bastante correcta en sentido lógico, pero no puedo decir si es correcta, conceptualmente hablando, desde el punto de vista de lo que debe ser el Estado en el primer período de transición, lo cual corresponde al interrogante de lo que debe ser el hombre comunista y por lo tanto cómo se le debe preparar, por un lado y de la economía política del período y por lo tanto cómo será la estructura basada en esa economía política por otro. Tenemos que crear una base investigativa seria que esté capacitada para responder interrogantes muy complejos y comience a estructurar un nuevo Estado Socialista, de corte totalmente distinto a los actuales. Pero no sé más sobre el tema: lo dejo en ese grado de vaguedad.

Trataré de ser concreto, ahora, en el capítulo de las Recomendaciones Generales.

Política Económica: Creo que un pequeño grupo de gente debía dedicarse a estudiar la Economía Política de este período, pero no debemos esperar por ellos ni pensar que lo puedan resolver fácilmente. Muy poca gente de esa capacidad habrá en Cuba, si es que hay alguien, porque estas son tareas que las han hecho pocos en la historia y quizás Marx fuera el único que la hiciera completa.

Sin embargo, en la política económica hay una serie de concepciones que se pueden establecer de tareas urgentes sobre las cuales se puede llamar la atención. Lo más importante (casi es un clamor hacia ti) «globalizar», en el buen sentido de la palabra, nuestras aspiraciones. Creo que si al entusiasmo se le pone un pequeño freno de realidad y se hace un análisis comparativo con otros países no cayendo de nuevo en las pretensiones de tener crecimiento de 15 o 20% anual, nos podemos plantear qué es lo que queremos para el año [19]80. Sobre esta base irá surgiendo lo que tendremos que producir, lo que tendremos que importar, cuánto tendremos que gastar en inversiones productivas y cuánto en inversiones improductivas y la repuesta al más grande interrogante: ¿Podemos hacerlo con los actuales métodos y con el actual desarrollo de la economía, sí o no?

Hay algunos estudios hechos por los compañeros del Ministerio que indican que no. Son preliminares, no sé si querrás leerlos. Esto indicaría que no se puede llegar a un desarrollo adecuado el año 80 simplemente con la ganadería y la caña; es necesario algo más. Ese algo más es la industria. ¿Cuánto se puede gastar en las industrias?, ¿qué industrias?, ¿cuánto en servicios, en transporte, etc.? No es el momento de estar aquí propugnando cantidades, simplemente me interesa propugnar métodos. Este es un método que no exige más de un día para hacerse una visión de conjunto. Se podrá entonces analizar cosas que se plantean muy claras, por ejemplo, que los mercados derivados de la carne no son tan abundantes como se pretende, que hay una serie de leyes proteccionistas, de acuerdo con las distintas agrupaciones capitalistas, que impiden una venta ilimitada de productos y no se prevé en los años próximos un aumento sustancial de los precios de los distintos productos elaborados a partir del ganado vacuno; además, hay que hacer ingentes inversiones, e inversión que se haga ahí no se hace en otro lado.

Es decir, hacer un balance elemental de nuestras necesidades y de nuestros deseos. Si fuera posible hacer una vez esto y ceñirse a un plan de acción que no tendría que ser extremadamente minucioso, se podrían llevar líneas internas de desarrollo a largo plazo, con planes quinquenales mucho más elaborados de los cuales el primero, este del 66-70, que no existe pero que está fijado por una serie de compromisos contraídos, tendrá una tendencia claramente agrícola y después del 70 habrá que dar el gran viraje. Lo digo con toda mi convicción (independientemente de lo que valga); si nosotros nos dedicamos a la agricultura y a la industria agropecuaria solamente, estamos liquidados en cuanto a las posibilidades reales de tener un desarrollo armónico y ser un país rico.

Hay que invertir en la industria, dentro de esta hay que tomar la industria más moderna; hay que tener una base mecánica suficientemente sólida, con una base metalúrgica elemental, por lo menos. Hay que hacerlo. Hay que dedicarse a la química del petróleo, del azúcar, la química básica, incluidos fertilizantes en ella; hay que quimificar al máximo. Hay que automatizar, única forma de competir. Hay que atender al problema inquietante del mantenimiento preventivo. Haciendo todas estas cosas, más la base de una prospección geológica adecuada, desarrollo de la máquina agrícola dentro de nuestras posibilidades, industrias mecánicas como la construcción naval, parsimoniosamente y con una educación acelerada continua y eslabonada se podrá llegar lejos; si no se hace nada en este sentido, a partir del año 70 Cuba volverá a tener problemas de desocupación.

Hay tareas urgentes que realizar. Entre estas tareas se puede considerar de las más importantes fijar las reglas del juego de JUCEPLAN definitivamente, darle a JUCEPLAN una autoridad, al menos anual, incontrovertida. Que nadie pueda salirse de marcos estrictos sin consideraciones a planes especiales. Hay que ir estableciendo gradualmente el sistema presupuestario en la agricultura; esto sería ideal para componer una inmensa cantidad de problemas que existen, siempre y cuando los cuadros sean honestos y trabajadores conscientes de lo que se debe hacer. Hay que reexaminar los problemas de los precios y, conjuntamente con los precios, los salarios; eso va a explotar en algún momento si nos descuidamos. No es que sea una situación explosiva hoy, pero se acumula descontento en determinadas regiones industriales en que los salarios están congelados, viendo cómo los salarios están congelados, viendo cómo los salarios del campo día a día se aumentan. Hay que seguir una política de extrema cautela en las inversiones, bien meditada y única, basada en un plan único de un organismo único, controlado por la JUCEPLAN. Osmany [1] decía el otro día una cosa muy sensata; nosotros paralizamos obras para mandar gentes a cortar caña y el organismo encargado de cortar la caña mantiene, con sus propios obreros, las obras propias en construcción. Esas cosas suceden todavía.

Hay que hacer por lo menos otra estructuración de todos los organismos sobre un plan único dirigido por la JUCEPLAN y después que se tengan ciertas directrices generales, de manera que se pueda ir limpiando toda una serie de zonas oscuras en las relaciones entre organismos, relaciones horizontales y verticales, etc. Es importante, como lo advirtiera antes, que se norme exactamente la participación del Partido: si no es posible totalmente por lo menos su participación en determinados niveles inferiores, en forma más o menos constante y en todo el país. Proceder a la educación de los cuadros del Partido con un sentido más amplio de la filosofía, incluso un humanismo marxista más avanzado. No definiciones en torno a las discrepancias, pero sí participación en estudios, o por lo menos, en recopilaciones de documentos de los debates, intento de análisis de las causas que se conocen actualmente. Hacer del cuadro del Partido un elemento pensante, no solo de las realidades de nuestro país sino de la teoría marxista que no es un adorno sino que es una extraordinaria guía para la acción (los cuadros no conocen a Trosky ni Stalin pero los califican de «malos» escolásticamente). Acabar con la escolástica y la apologética, ceñirá una disciplina única todas las dependencias del Partido, (pienso en Hoy [2]). Hacer una política educacional acorde con todo lo que se quiere conseguir unida en todas sus partes, congruente en sus escalas y congruente con lo que se busca. Seguir el mismo principio en las Relaciones Exteriores.

Creo estas son las cosas más importantes; creo también que no he dicho nada nuevo. Tengo cierta sensación de que esto es un poco de pérdida de tiempo para todos, porque tengo copias de otros escritos anteriores de un tono parecido y realmente poco ha cambiado desde entonces y nada de lo fundamental. Sin embargo, hoy se han producido una serie de avances administrativos grandes y algunos cambios de directivas quizás puedan mejorar el aparato y aumentar la confianza que tú le tengas.

Así se podrá adelantar mucho, tal vez no se corrigieran tan a tiempo los errores, pero a veces, es preferible tardar un poco más de tiempo en corregirlos y no hacerlo inmediatamente, sin meditar sobre las posibilidades de que se cometa un nuevo error.

Son críticas que hago amparado en la vieja amistad y en el aprecio, la admiración y lealtad sin límites que te profeso.

No tengo mucha seguridad de que llegues a esta hoja porque ya han sido muchas.

Patria o Muerte

[1] Osmany Cienfuegos, hermano mayor del líder revolucionario Camilo Cienfuegos.

[2] Períodico del Partido Socialista Popular. Fundado en 1925 como Partido Comunista, por varios dirigentes entre los que se encontraba Julio Antonio Mella, el PSP devino en partido stalinista. Apoyó el primer tramo de la dictadura de Fulgencio Batista, y se opuso hasta último momento a la política revolucionaria promovida por el Movimiento 26 de Julio.

Andrés Núñez: 30 años del primer desaparecido de la bonaerense

“Señora, su marido debe estar viajando a Brasil con una chica”. Así respondía hace treinta años el juez Amílcar Benigno Vara de La Plata al reclamo de Mirna Gómez por el paradero de su esposo, Andrés Núñez. En la madrugada del 28 de septiembre de 1990, el albañil Núñez era detenido por una patota de la Brigada de Investigaciones de la Policía Bonaerense de La Plata, acusado del robo de una bicicleta que no había cometido y torturado hasta la muerte. El cuerpo de Núñez solo apareció cinco años después y, al día de hoy, tres de los cuatro responsables directos fueron condenados, mientras que el restante, Pablo Martín Gerez, continúa prófugo. La familia reclama también que se juzgue a otros cuatro agentes por el encubrimiento del crimen.

Por Redacción/

En la tarde del jueves 27 de septiembre del año 1990 Andrés Núñez dejó su casa del barrio de Villa Elvira con su bolso y su equipo deportivo. Iba a jugar al fútbol y no regresaría hasta la madrugada del 28. En el medio, alguien robó una bicicleta – o no – y, por la noche, el Grupo Operativo N°5 de Robos y Hurtos de la Brigada de Investigaciones de La Plata, conformado por los agentes José Ramos, Víctor Dos Santos, Alfredo González y Pablo Martín Gerez, se presentó en su casa para esperarlo. No lo encontraron, pero sí se toparon con Walter Di Pietro, pareja de la madre de Núñez, a quien subieron al patrullero y golpearon hasta que se dieron cuenta de que no era el albañil. Lo devolvieron a la casa.

Cuando Núñez regresó a Villa Elvira, cerca de las tres de la madrugada, Gerez y Ramos fueron los encargados de buscarlo, al tiempo que Dos Santos y González aguardaban en el móvil policial. Los dos agentes arrastraron al albañil al fondo de la casa, donde lo amenazaron a golpes, y luego se lo llevaron a la Sede de la Brigada para acusarlo del robo de la bicicleta. Del cuerpo de Núñez no se volvería a saber nada hasta el año 1995, cuando el agente Ramos decidió cantar para beneficiarse en la causa judicial.

Mirna Gómez, viuda de Andrés Núñez, continúa reclamando por el juzgamiento de todo los responsables.

Pero antes, todavía el 28 de septiembre de 1990, Mirna Gómez junto a la madre de Núñez comenzaban su recorrido por la capital bonaerense para encontrar al hombre desaparecido. Llegaron a la Brigada tras recibir el dato de que el hombre se encontraba ahí, pero los agentes se lo negaron. Allí se encontraron con la mamá de José Guevara, otro chico que había sido secuestrado por el grupo de operaciones, y confirmaron que Núñez había estado en esa sede.

“Se contó esa noche con la actuación de varios encubridores del hecho: los policías Héctor Lazcano, Héctor Ferrero, Roberto Mártire, Alejandro Dezeo, Ernesto Zavala, Oscar Silva, César Carrizo, Gustavo Veiga, el jefe de la dependencia Pedro Costilla y su segundo, Juan Kadluwoski”, señaló ahora, treinta años después, la familia del albañil en un comunicado publicado en conjunto con H.I.J.O.S La Plata y el Colectivo Contra el Gatillo Fácil de la ciudad.

“El largo camino de lucha de justicia por Andrés comenzó con los debidos Hábeas Corpus en el Juzgado de Primera Instancia en lo Penal N°7 de La Plata. El primer juez de la causa, Amílcar Benigno Vara, era un reputado amigo de los comisarios de la Maldita Bonaerense. En plena década de los gobiernos mafiosos de Menem en la Nación y Duhalde en la Provincia, la Bonaerense SA operó sobre el caso Nuñez”, continúa el comunicado.

El juez vara, quien indicó a Mirna que su esposo debía estar “viajando a Brasil con una chica”, cayó en el año 1998. Fue destituido por encubrir 27 causas, entre las que se encuentra también la de Miguel Bru, y “procesado por su accionar en la causa Nuñez, pero murió impune en marzo de 2014”.

Familiares de Nuñez, H.I.J.O.S La Plata y el Colectivo contra el gatillo fácil reclaman que se juzgue el encubrimiento del crimen.

Según se lee en el comunicado “el Comisario Mario ‘Chorizo’ Rodriguez – jefe de la Brigada de Investigaciones de La Matanza, uno de los 12 comisarios ‘Porongas’ del círculo oscuro de la bonaerense de entonces y padrino de Gerez- les gestionó a los asesinos un salvoconducto: ofreció 200 mil dólares a Vara para ocultar su responsabilidad y estirar el mayor tiempo posible la investigación”. En contacto con Gerez, “Chorizo” Rodríguez fue responsable de proveer a la Brigada el campo de General Belgrano donde finalmente el cadáver de Núñez sería “descartado”. “Chorizo” es primo de Gerez quien, a su vez, hijo de Nelly Esther Duhalde, es primo del ex presidente Eduardo Duhalde.

Cuando en 1995 el agente Ramos decidió “arrepentirse” y colaborar con la causa, para luego ser declarado inimputable, el cuerpo de Núñez fue encontrado en la “Estancia El Roble”. Había sido quemado en un tanque australiano. Más tarde – mucho más tarde – la investigación judicial permitió corroborar que el albañil había sido torturado hasta la muerte mediante el método de “submarino seco” en la sede de la Brigada.

Luis Raúl Ponce, jefe de la “patota de la Brigada”, según fallo de la Suprema Corte bonaerense en 2019.

“En diciembre de 2010 Dos Santos – muerto recientemente en prisión – y González fueron condenados a perpetua por torturas seguidas de muerte, sentencia confirmada en agosto de 2012”, indicó ahora la familia. En 2012, luego de estar 22 años pr´´ofugo, fue detenido en Neuquén Luis Raúl Ponce, responsable principal de la Brigada. En 2017, Ponce también fue condenado a prisión perpetua y el año pasado la Suprema Corte de Justicia bonaerense confirmó la pena argumentando que “en el grupo que conformaba la denominada ‘patota de la Brigada’, Luis Ponce desempeñaba el cargo y el rol de jefe.”

Treinta años después del asesinato de Núñez, el único responsable directo que queda sin ser juzgado es Gerez. El primo de Duhalde permanece prófugo desde 1993, cuando fue imputado en la causa, y el único método de captura del que dispone la Justicia es ofrecer una recompensa de entre 20 mil y 50 mil pesos.

Búsqueda con Identikit actualizado del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires. El Ministerio ofrece 20 mil a 50 mil pesos como recompensa por información del ex policía.

El ex Oficial Inspector de la Brigada tuvo una última “aparición” en 2009, “cuando a través de una abogada presentó un escrito firmado de puño y letra para pedir la prescripción de la causa”, según señala el comunicado, que agrega que “se ha pedido reiteradamente que el Estado se haga cargo de su responsabilidad para detener a este asesino y ponga a disposición herramientas para una investigación seria para encontrarlo. La tardanza del Estado en llevar a juicio a estos asesinos de uniforme sólo genera más impunidad”.

En 2013 la propia Suprema Corte bonaerense decidió que el caso aún no está prescripto por tratarse de una “grave vulneración de los Derechos Humanos”. Además de juzgar a Gerez, la familia también pide que se procese a otros cuatro policías partícipes del encubrimiento del caso: Pedro Costilla, Ernesto Zavala, César Carrizo y Gustavo Veiga.

Carta Inédita del Che a Fidel Parte II: “Sistema presupuestario o restauración capitalista”

Segunda Parte de la Carta Inédita del Che a Fidel. Esta segunda parte, seleccionada por nosotros en base a criterios temáticos, corresponde casi exactamente al fragmento publicado por Ocean Sur en 2009, como “Algunas reflexiones sobre la transición socialista”, prólogo al Volumen Apuntes Críticos a la Economía Política. Aquí el Che analiza la crisis del “socialismo real”, las causas del progresivo atraso técnico en relación a las potencias capitalistas,  la relación entre ese proceso y los privilegios de la burocracia como capa social dirigente de los estados obreros.

Ahora pasaré a exponerte con toda la brevedad y la síntesis de que sea capaz nuestras ideas sobre el Sistema Presupuestario.

Estas ideas nacen de una experiencia práctica y después se han convertido en teoría. Por razones de exposición, haré aquí unas consideraciones históricas, en primer lugar, para tratar de redondear la concepción.

Marx establecía dos períodos para llegar al comunismo, el período de transición, también llamado socialismo o primer período del comunismo, y el comunismo o comunismo plenamente desarrollado. Partía de la idea que el capitalismo en su conjunto se vería abocado a una ruptura total después de alcanzar un desarrollo en el cual las fuerzas productivas chocarían con las relaciones de producción, etc. y entrevió ese primer período llamado socialismo al que no dedicó mucho tiempo, pero en la Crítica del Programa de Gotha, lo describe como un sistema donde ya están suprimidas una serie de categorías mercantiles, producto de que la sociedad completamente desarrollada ha pasado a la nueva etapa. Después Lenin y su teoría del desarrollo desigual, su teoría del eslabón más débil y la realización de esa teoría en la Unión Soviética y con ello se implanta un nuevo período no previsto por Marx. Primer período de transición o período de la construcción de la sociedad socialista, que se transforma después en sociedad socialista para pasar a ser la sociedad comunista en definitiva. Este primer período, los soviéticos y los checos pretenden haberlo superado; creo que objetivamente no es así, desde el momento en que todavía existen una serie de propiedades privadas en la Unión Soviética y, por supuesto, en Checoslovaquia. Pero lo importante no es esto sino que la economía política de todo este período no se ha creado y, por tanto, estudiado. Después de muchos años de desarrollo de su economía en una dirección dada, convirtieron una serie de hechos palpables de la realidad soviética en presuntas leyes que rigen la vida de la sociedad socialista, creo que aquí es donde está uno de los errores más importantes. Pero el más importante, en mi concepto, se establece en el momento en que Lenin, presionado por el inmenso cúmulo de peligros y de dificultades que se cernían sobre la Unión Soviética, el fracaso de una política económica, sumamente difícil de llevar por otro lado, vuelve sobre sí y establece la NEP dando entrada nuevamente a viejas relaciones de producción capitalista. Lenin se basaba en la existencia de cinco estadios en la sociedad zarista, heredados por el nuevo estado.

Lo que es necesario destacar es una existencia claramente definida, de por lo menos dos Lenin (tal vez tres), completamente distintos: aquel cuya historia acaba específicamente en el momento en que escribe el último párrafo de El Estado y la Revolución donde dice que es mucho más importante hacerla que hablar de ella y el subsiguiente en que tiene que afrontar los problemas reales. Nosotros apuntábamos que había probablemente un período intermedio de Lenin en el cual todavía no se ha retractado de todas las concepciones teóricas que guiaron su acción hasta el momento de la revolución. En todo caso, del año 21 en adelante, y hasta poco antes de su muerte, Lenin comienza la acción conducente a hacer la NEP y a llevar todo el país a las relaciones de producción que configuran lo que Lenin llamaba capitalismo de Estado, pero que en realidad también puede llamarse capitalismo premonopolista en cuanto al ordenamiento de las relaciones económicas. En los últimos períodos de la vida de Lenin, leyendo con atención, se observa una gran tensión; hay una carta muy interesante al Presidente del Banco, donde se ríe de presuntas utilidades de este y hace una crítica de los pagos entre empresas y las ganancias entre empresas (papeles que pasan de un lugar a otro). Ese Lenin, agobiado también por las divisiones que ve dentro del partido desconfía del futuro. Aunque sea algo absolutamente subjetivo, me da la impresión de que si Lenin hubiera vivido para dirigir el proceso del cual era el actor principal y que tenía totalmente en las manos, hubiera ido variando con notable celeridad las relaciones que estableció la Nueva Política Económica. Muchas veces, en esa última época, se hablaba de copiar del capitalismo algunas cosas, pero en el capitalismo, en ese momento, estaban en auge algunos aspectos de la explotación tales como el taylorismo que hoy no existen; en realidad, el taylorismo no es otra cosa que el stajanovismo, trabajo a destajo simple y puro o, mejor dicho, el trabajo a destajo vestido con una serie de oropeles y ese tipo de pago fue descubierto en el primer plan de la Unión Soviética como una creación de la sociedad soviética. El hecho real es que todo el andamiaje jurídico económico de la sociedad soviética actual parte de la Nueva Política Económica; en esta se mantienen las viejas relaciones capitalistas, se mantienen las viejas categorías del capitalismo, es decir, existe la mercancía, existe, en cierta manera, la ganancia, el interés que cobran los bancos y, naturalmente, existe el interés material directo de los trabajadores. En mi concepto todo este andamiaje pertenece a lo que podríamos llamar, como ya he dicho, un capitalismo premonopolista. Todavía las técnicas de dirección y las concentraciones de capitales no eran en la Rusia zarista tan grandes como para haber permitido el desarrollo de los grandes trusts. Estaban en la época de fábricas aisladas, unidades independientes, cosa prácticamente imposible de encontrar en la industria norteamericana de hoy día, por ejemplo. Es decir, hoy, en los Estados Unidos, solamente hay tres firmas que producen automóviles: la Ford, la General Motors y el conjunto de todas las pequeñas empresas — pequeñas para el carácter de los Estados Unidos— que se unieron entre sí para tratar de sobrevivir. Nada de eso sucedía en la Rusia de aquella época, pero ¿cuál es el defecto fundamental de todo el sistema? Que limita la posibilidad del desarrollo mediante la competencia capitalista pero no liquida sus categorías ni implanta nuevas categorías de un carácter más elevado. El interés material individual era el arma capitalista por excelencia y hoy se pretende elevar a la categoría de palanca de desarrollo, pero está limitado por la existencia de una sociedad donde no se admite la explotación. En estas condiciones, el hombre no desarrolla todas sus fabulosas posibilidades productivas, ni se desarrolla él mismo como constructor consciente de la sociedad nueva.

Y para ser consecuentes con el interés material, este se establece en la esfera improductiva y en la de los servicios. Entonces surgen los grandes mariscales con salarios de grandes mariscales, los burócratas, las dachas y las cortinitas en los automóviles de los jerarcas. Esa es la justificación, tal vez, del interés material a los dirigentes, principio de la corrupción, pero de todas maneras, es consecuente con toda la línea del desarrollo adoptada en donde el estímulo individual viene siendo la palanca motora porque es allí, en el individuo, donde, con el interés material directo, se trata de aumentar la producción o la efectividad.

Este sistema tiene, por otra parte, trabas serias en su automaticidad; la ley del valor no puede jugar libremente porque no tiene un mercado libre donde productores rentables y no rentables, eficientes y no eficientes, compitan y los no eficientes mueran de inanición. Es necesario garantizar una serie de productos a la población, de precios a la población, etc., etc., y cuando se resuelve que la rentabilidad debe ser general para todas las unidades, se cambia el sistema de precios, se establecen nuevas relaciones y se pierde totalmente la relación con el valor del capitalismo que, todavía, a pesar del período monopólico, mantiene su característica fundamental de guiarse por el mercado y de ser una especie de circo romano donde los más fuertes vencen (en este caso los más fuertes son los poseedores de la técnica más alta). Todo esto ha ido conduciendo a un desarrollo vertiginoso del capitalismo y a una serie de técnicas nuevas totalmente alejadas de las viejas técnicas de producción. La Unión Soviética compara su adelanto con los Estados Unidos y habla de que se produce más acero que en ese país, pero en los Estados Unidos no ha habido paralización del desarrollo.

¿Qué sucede entonces? Simplemente que el acero no es ya el factor fundamental para medir la eficiencia de un país, porque existe la química, la automatización, los metales no ferrosos y además de eso hay que ver la calidad de los aceros. Estados Unidos produce menos pero produce una gran cantidad de acero de calidad muy superior. La técnica ha quedado relativamente estancada, en la inmensa mayoría de los sectores económicos soviéticos. ¿Por qué? Porque hubo que hacer un mecanismo y darle automaticidad, establecer las leyes del juego donde el mercado no actúa ya con su implacabilidad capitalista, pero los mecanismos que se idearon para reemplazarlos son mecanismos fosilizados y allí empieza el desbarajuste tecnológico. Falta del ingrediente de la competencia, que no ha sido sustituido, tras los brillantísimos éxitos que obtienen las sociedades nuevas gracias al espíritu revolucionario de los primeros momentos, la tecnología deja de ser el factor impulsor de la sociedad. Esto no sucede en la rama de la defensa. ¿Por qué? Porque es una línea donde no existe la rentabilidad como norma de relación y donde todo está puesto estructuradamente al servicio de la sociedad para realizar las más importantes creaciones del hombre para su supervivencia y la de la sociedad en formación. Pero aquí vuelve a fallar el mecanismo; los capitalistas tienen muy unido el aparato de la defensa al aparato productor, ya que son las mismas compañías, son negocios gemelos y todos los grandes adelantos obtenidos en la ciencia de la guerra pasan inmediatamente a la tecnología de la paz y los bienes de consumo dan saltos de calidad verdaderamente gigantescos. En la Unión Soviética nada de eso pasa, son dos compartimentos estancos y el sistema de desarrollo científico de la guerra sirve muy limitadamente para la paz.

Estos errores, excusables en la sociedad soviética, la primera en iniciar el experimento, se trasplantan a sociedades mucho más desarrolladas o, simplemente distintas y se llega a un callejón sin salida provocando reacciones de los otros estados. El primero en revolverse fue Yugoslavia, luego le siguió Polonia y en ese sentido ahora son Alemania y Checoslovaquia, dejando de lado, por características especiales a Rumanía. ¿Qué sucede ahora? Se rebelan contra el sistema pero nadie ha buscado donde está la raíz del mal; se le atribuye a esa pesada lacra burocrática, a la centralización excesiva de los aparatos, se lucha contra la centralización de esos aparatos y las empresas obtienen una serie de triunfos y una independencia cada vez mayor en la lucha por un mercado libre.

¿Quiénes luchan por esto? Dejando de lado a los ideólogos, y los técnicos que, desde un punto de vista científico analizan el problema, las propias unidades de producción, las más efectivas claman por su independencia. Esto se parece extraordinariamente a la lucha que llevan los capitalistas contra los estados burgueses que controlan determinadas actividades. Los capitalistas están de acuerdo en que algo debe tener el Estado, ese algo es el servicio donde se pierde o que sirve para todo el país, pero el resto debe estar en manos privadas. El espíritu es el mismo; el Estado, objetivamente, empieza a convertirse en un estado tutelar de relaciones entre capitalistas. Por supuesto, para medir la eficiencia se está utilizando cada vez más la ley del valor, y la ley del valor es la ley fundamental del capitalismo; ella es la que acompaña, la que está íntimamente ligada a la mercancía, célula económica del capitalismo. Al adquirir la mercancía y la ley del valor sus plenas atribuciones, se produce un reajuste en la economía de acuerdo con la eficiencia de los distintos sectores y unidades y aquellos sectores o unidades que no son lo suficientemente eficientes desaparecen.

Se cierran fábricas y emigran trabajadores yugoslavos (y ahora polacos) a los países de Europa Occidental en plena expansión económica. Son esclavos que los países socialistas envían como una ofrenda al desarrollo tecnológico del Mercado Común Europeo.

Nosotros pretendemos que nuestro sistema recoja las dos líneas fundamentales del pensamiento que deben seguirse para llegar al comunismo. El comunismo es un fenómeno de conciencia, no se llega a él mediante un salto en el vacío, un cambio de la calidad productiva, o el choque simple entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción. El comunismo es un fenómeno de conciencia y hay que desarrollar esa conciencia en el hombre, de donde la educación individual y colectiva para el comunismo es una parte consustancial a él. No podemos hablar en términos cuantitativos económicamente; quizás nosotros podamos estar en condiciones de llegar al comunismo dentro de unos años, antes que los Estados Unidos hayan salido del capitalismo. No podemos medir en términos de ingreso per cápita la posibilidad de entrar al comunismo; no hay una identificación total entre estos ingresos y la sociedad comunista. China tardará centenares de años en tener el ingreso per cápita de los Estados Unidos. Aún si consideramos que el ingreso per cápita es una abstracción, midiendo el salario medio de los obreros norteamericanos, cargándole los desocupados, cargándole los negros, todavía ese nivel de vida es tan alto que a la mayoría de nuestros países le costará mucho llegar a él. Sin embargo, vamos caminando hacia el comunismo.

El otro aspecto es el de la técnica; conciencia más producción de bienes materiales es comunismo. Bien, pero qué es la producción si no el aprovechamiento cada vez mayor de la técnica; y qué es el aprovechamiento cada vez mayor de la técnica si no el producto de una concentración cada vez más fabulosa de capitales, es decir, una concentración cada vez más grande de capital fijo o trabajo congelado con relación al capital variable o trabajo vivo. Este fenómeno se está produciendo en el capitalismo desarrollado, en el imperialismo. El imperialismo no ha sucumbido gracias a su capacidad de extraer ganancias, recursos, de los países dependientes y exportarles conflictos, contradicciones, gracias a la alianza con la clase obrera de sus propios países desarrollados contra el conjunto de los países dependientes. En ese capitalismo desarrollado están los gérmenes técnicos del socialismo mucho más que en el viejo sistema del llamado Cálculo Económico que es, a su vez, heredero de un capitalismo que ya está superado en sí mismo y que, sin embargo, ha sido tomado como modelo del desarrollo socialista. Debiéramos, pues, mirar en el espejo donde se están reflejando una serie de técnicas correctas de producción que todavía no han chocado con sus relaciones de producción. Podría argumentarse que no lo han hecho por la existencia de este desahogo que es el imperialismo en escala mundial pero, en definitiva, esto traería algunas correcciones en el sistema y nosotros solamente tomamos las líneas generales. Para dar una idea de la extraordinaria diferencia práctica que existe hoy entre el capitalismo y el socialismo se puede citar el caso de la automatización; mientras en los países capitalistas la automatización avanza a extremos realmente vertiginosos, en el socialismo están mucho más atrasados. Se podría argumentar sobre una serie de problemas que afrontarán los capitalistas en el futuro inmediato, debido a la lucha de los trabajadores contra la desocupación, cosa aparentemente exacta, pero lo cierto es que hoy el capitalismo se desarrolla en ese camino más rápidamente que el socialismo.

La Standard Oil por ejemplo, si necesita remozar una fábrica, la para y le da una serie de compensaciones a los trabajadores. Un año está la fábrica parada, pone los nuevos equipos y echa a andar con una eficiencia mayor. ¿Qué sucede en la Unión Soviética, hasta ahora? En la Academia de Ciencias de ese país hay acumulados centenares y tal vez miles de proyectos de automatización que no pueden ser puestos en práctica porque los directores de las fábricas no se pueden permitir el lujo de que su plan se caiga durante un año y como es un problema de cumplimiento del plan, si le hacen una fábrica automatizada le exigirán una producción mayor, entonces no le interesa fundamentalmente el aumento de productividad. Claro que se podría solucionar esto desde el punto de vista práctico, dando mayores incentivos a las fábricas automatizadas; es el sistema Libermann y los sistemas que se están empezando a implantar en Alemania Democrática, pero todo esto indica el grado de subjetivismo en que se puede caer y la falta de precisión técnica en el manejo de la economía. Hay que sufrir golpes muy duros de la realidad para empezar a cambiar; y siempre cambia el aspecto externo, el más llamativamente negativo, pero no la esencia real de todas las dificultades que existen hoy que es una falsa concepción del hombre comunista, basada en una larga práctica económica que tenderá y tiende a hacer del hombre un elemento numérico de producción a través de la palanca del interés material.

En la parte técnica, nuestro sistema trata de tomar lo más avanzado de los capitalistas y por lo tanto debe tender a la centralización. Esta centralización no significa un absoluto; para hacerla inteligentemente debe trabajarse de acuerdo con las posibilidades. Podría decirse, centralizar tanto como las posibilidades lo permitan; eso es lo que guía nuestra acción. Esto permite un ahorro de administración, de mano de obra, permite una mejor utilización de los equipos ciñéndonos a técnicas conocidas. No es posible hacer una fábrica de zapatos que, instalada en La Habana, reparta ese producto a toda la república porque hay un problema de transporte de por medio. La utilización de la fábrica, su tamaño óptimo, está dado por los elementos de análisis técnico-económicos.

Tratamos de ir a la eliminación, en lo posible, de las categorías capitalistas, por lo tanto nosotros no consideramos un acto mercantil el tránsito de un producto por fábricas socialistas. Para que esto sea eficaz debemos hacer toda una reestructuración de los precios. Eso está publicado por mí, no tengo más que agregar a lo poco que hemos escrito, salvo que hay que investigar mucho sobre estos puntos.

En resumen, eliminar las categorías capitalistas: mercancía entre empresas, interés bancario, interés material directo como palanca, etc. y tomar los últimos adelantos administrativos y tecnológicos del capitalismo, esa es nuestra aspiración.

Se nos puede decir que todas esas pretensiones nuestras equivaldrían también a pretender tener aquí, porque los Estados Unidos lo tienen, un Empire State y es lógico que nosotros no podemos tener un Empire State pero, sin embargo, sí podemos tener muchos de los adelantos que tienen los rascacielos norteamericanos y técnicas de fabricación de esos rascacielos aunque los hagamos más chiquitos. No podemos tener una General Motors que tiene más empleados que todos los trabajadores del ministerio de Industrias en su conjunto, pero sí podemos tener una organización, y, de hecho la tenemos, similar a la General Motors. En este problema de la técnica de administración va jugando la tecnología; tecnología y técnica de administración han ido variando constantemente, unidas íntimamente a lo largo del proceso del desarrollo del capitalismo, sin embargo, en el socialismo se han dividido como dos aspectos diferentes del problema y uno de ellos se ha quedado totalmente estático. Cuando se han dado cuenta de las groseras fallas técnicas en la administración, buscan en las cercanías y descubren el capitalismo.

Recalcando, los dos problemas fundamentales que nos afligen, en nuestro Sistema Presupuestario, son la creación del hombre comunista y la creación del medio material comunista, dos pilares que están unidos por medio del edificio que deben sostener.

Nosotros tenemos una gran laguna en nuestro sistema; cómo integrar al hombre a su trabajo de tal manera que no sea necesario utilizar eso que nosotros llamamos el desestímulo material, cómo hacer que cada obrero sienta la necesidad vital de apoyar a su revolución y al mismo tiempo que el trabajo es un placer; que sienta lo que todos nosotros sentimos aquí arriba.

Si es un problema de campo visual y solamente le es dable interesarse por el trabajo que hace a quien tiene la misión, la capacidad del gran constructor, estaríamos condenados a que un tornero o una secretaria nunca trabajaran con entusiasmo. Si la solución estuviera en la posibilidad de desarrollo de ese mismo obrero en el sentido material, estaríamos muy mal.

Lo cierto es que hoy no existe una plena identificación al trabajo y creo que parte de las críticas que se nos hacen son razonables, aunque el contenido ideológico de esa crítica no lo es. Es decir, se nos critica el que los trabajadores no participan en la confección de los planes, en la administración de las unidades estatales, etc., lo que es cierto, pero de allí concluyen que esto se debe a que no están interesados materialmente en ellas, están al margen de la producción. El remedio que se busca para esto es que los obreros dirijan las fábricas y sean responsables de ellas monetariamente, que tengan sus estímulos y desestímulos de acuerdo con la gestión. Creo que aquí está el quid de la cuestión; para nosotros es un error pretender que los obreros dirijan las unidades; algún obrero tiene que dirigir la unidad, uno entre todos como representante de los demás, si se quiere, pero representante de todos en cuanto a la función que se le asigna, a la responsabilidad o el honor que se le confiere, no como representante de toda la unidad ante la gran unidad de Estado, en forma antagónica. En una planificación centralizada, correcta, es muy importante la utilización racional de cada uno de los distintos elementos de la producción y no puede depender de una asamblea de obreros o del criterio de un obrero, la producción que se vaya a hacer. Evidentemente, cuanto menos conocimiento exista en el aparato central y en todos los niveles intermedios, la acción de los obreros desde el punto de vista práctico es más útil.

Eso es real, pero también nuestra práctica nos ha enseñado dos cosas para nosotros axiomáticas; un cuadro técnico bien situado puede hacer muchísimo más que todos los obreros de una fábrica y un cuadro de dirección colocado en una fábrica puede cambiar totalmente las características de ellas, ya sea en uno y otro sentido. Los ejemplos son innumerables y, además, los conocemos en toda la economía no solo en este Ministerio. Otra vez se vuelve a plantear el problema. ¿Por qué un cuadro de dirección puede cambiar todo? ¿Por qué hace trabajar técnicamente, es decir, administrativamente mejor a todo el conjunto de sus empleados, o por qué da participación a todos los empleados de manera que estos se sientan con una nueva tónica, con un nuevo entusiasmo de trabajo o por una conjunción de estas dos cosas? Nosotros no hemos hallado respuesta todavía y creo que hay que estudiar un poco más esto. La respuesta tiene que estar íntimamente relacionada con la economía política de este período y el tratamiento que se les dé a estas cuestiones debe ser integral y coherente con la economía política.