“Gran Bretaña: Los sindicatos piden el cierre de los jardines maternales” por Jedidajah Otte

Mientras en nuestro país tanto el gobierno como la oposición burguesa presionan por el retorno a clases presenciales, en el Reino Unido, donde las escuelas están cerradas y los docentes universitarios amenazan con huelgas en caso de verse obligados a volver a clases, los gremios reclaman además el cierre de los jardines maternales. En esta nota de Jedidajah Otte para The Guardian, hablan tres docentes británicos sobre la gravedad y la complejidad de la situación que enfrentan.

Por Jedidajah Otte para The Guardian/

Los sindicatos reclaman al gobierno que cierre los establecimientos educativos de la primera infancia en consonancia con las escuelas para proteger al personal y contener la propagación del coronavirus. El personal de las guarderías se siente abandonado y asustado de ir a trabajar. Algunos ayuntamientos, como Brighton & Hove, y Salford, han tomado la decisión de cerrar las guarderías administradas por el ayuntamiento. Tres maestras hablan de sus preocupaciones.

‘Los padres tienen miedo, pero si los niños no entran, algunos no se alimentan’:

Jan Stillaway, de 50 años, subdirectora de una guardería en Londres, está exasperada: “Estamos al filo de la navaja. Actualmente tengo siete miembros del personal con Covid. Varios miembros del personal están o estuvieron muy enfermos y han necesitado tratamiento hospitalario. Sus familias también han estado enfermas. Esta semana tuvimos que cerrar nuestros cursos de tercer y cuarto año para todos los niños debido a un caso entre el personal. Un padre dijo que estábamos aprovechando la pandemia.”

“Todos sabemos que no estamos seguros en el trabajo y todos lo aceptamos. Aunque los miembros del personal están asustados, también están comprometidos a brindar atención. Pero no con un riesgo ridículamente alto. En nuestra guardería tenemos 18 trabajadores, porque tenemos muchos niños con necesidades especiales. En ninguna otra circunstancia se permitiría reunirse con tanta gente “.

Stillaway teme que la decisión del gobierno de mantener las guarderías abiertas para todos los niños pueda afectar a algunos de los niños más vulnerables. “Nos vemos obligados a abrir nuestra guardería para todos, no solo para familias de trabajadores esenciales y niños vulnerables”, dijo.

“La mayoría de nuestras familias son BAME* o de origen desfavorecido. Hemos escrito a 120 padres y aproximadamente la mitad de ellos dijeron que se sienten tan asustados que no quieren venir. Pero el 40 % de nuestros niños reciben beneficios, y si no vienen, corren riesgo de no ser alimentados, ya que el gobierno no está dando vales de comida porque los jardines están abiertos. Es un ultraje moral “.

‘Tengo miedo de dar un beso de buenas noches a mis hijos’:

Louise, de 46 años, de Kent, es madre de cuatro hijos y directora asistente en una guardería con 70 niños.

“Me siento frustrada con el gobierno, que dice que las escuelas son vectores de la enfermedad, pero también que es seguro que más de 70 personas en mi guardería se mezclen en una habitación, diciendo que no hay riesgo”, dijo.

Louise tiene antecedentes de neumonía y bronquitis y está clasificada como críticamente vulnerable, pero todavía va a trabajar todos los días. “El gobierno ha dicho que el personal docente que es clínicamente vulnerable aún puede ir a trabajar”.

“Me preocupo a diario por el riesgo para mi propia salud de trabajar en estrecho contacto con tantos niños pequeños, sin mencionar a sus padres, que rara vez se distancian socialmente cuando dejan a sus hijos”.

“Tengo miedo de darles un beso de buenas noches a mis propios hijos por mi exposición al Covid y me preocupa que, debido a mi historial médico, me puedan hospitalizar si lo contraigo”.

‘Soy el único miembro del personal que no ha tenido Covid’:

Jessie**, de 31 años, que trabaja en una guardería adjunta a una escuela primaria en Wandsworth, al sur de Londres, está indignada por lo que considera una situación casi imposible para los proveedores de la primera infancia y algunas familias.

“Me siento completamente decepcionada por el gobierno y las autoridades locales”, dijo.

“El personal de la guardería está siendo utilizado por una decisión política y económica y me siento triste y enojada por eso. La orientación del gobierno en el primer encierro fue vaga e inconsistente y esta vez es igual. Aproximadamente el 90 % de nuestros niños asisten actualmente. En mi guardería ni siquiera se nos permite organizar burbujas, ya que las pautas dicen que los estándares de enseñanza descenderían: tenemos 40 niños juntos.”

“Se siente peligroso ir a trabajar y mezclar a 40 familias cuando todos los hospitales están en un punto de crisis. En la semana anterior a Navidad, tres miembros del personal de la guardería dieron positivo. Ahora soy el único miembro del personal que no ha tenido Covid. El gobierno repite que las guarderías son lugares seguros, pero no lo son, sin importar la frecuencia con la que lo diga “.

Jessie está particularmente preocupada por las pautas oficiales que establecen que los trabajadores de la guardería no deben usar PPE***. “La guía dice que usar máscaras puede tener un impacto negativo en los niños, es simplemente una locura. Afortunadamente, mi escuela nos permite usar el PPE que queramos.”

“Algunas familias están demasiado asustadas para enviar a sus hijos, y estos niños ahora no reciben nada, ya que no se nos permite enseñar en línea en paralelo con nuestras otras tareas. Todo esto podría haberse organizado, si hubiéramos tenido más tiempo. Pero el gobierno hizo el anuncio cuatro días antes de que volviéramos.”

“Obviamente, me encantaría enseñar a los niños de los trabajadores esenciales y a los niños vulnerables, como hicimos durante el primer encierro. Pero tener toda la clase de la guardería allí parece innecesariamente arriesgado. Realmente no puedo creerlo”.

Un portavoz del Departamento de Educación dijo: “Los establecimientos para la primera infancia siguen siendo entornos de bajo riesgo para los niños y el personal y no hay evidencia de que la nueva variante del coronavirus afecte de manera desproporcionada a los niños pequeños. Mantener abiertas las guarderías y las niñeras ayudará a los padres y brindará la atención y la educación esenciales para nuestros hijos más pequeños”.

* Sigla de ´´’Black, Asian and minority ethnic´

¨¨** No es su nombre real

*** ‘Personal Protective Equipment’

A %d blogueros les gusta esto: