The Guardian: “Diego Maradona, uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, muere a los 60 años”

La muerte de Diego golpeó a la mayoría del pueblo argentino y repercute internacionalmente. A escala mundial, medios de todo el planeta han recogido la noticia. Este artículo de The Guardian da una idea de la extensión del interés que rodea la muerte del más grande futbolista de la historia.

The Guardian, 25-11-2020/

Argentina, Nápoles y el mundo del fútbol se vistieron de luto este miércoles por la muerte de Diego Maradona, a los ojos de muchos el mejor jugador de todos los tiempos, tras un infarto. Tenía 60 años.

El presidente argentino Alberto Fernández, quien declaró tres días de duelo nacional, dijo que Maradona había llevado a su país a lo “más alto del mundo” con sus virtuosas actuaciones en el Mundial de México 1986. “Nos hiciste inmensamente felices”, escribió. “Eras el más grande de todos. Gracias por haber existido, Diego. Te extrañaremos toda la vida”.

Cuando se anunció su muerte, algunos locutores de Argentina no pudieron contener las lágrimas. “Parte de nuestra infancia ha muerto”, dijo un presentador del canal de noticias de televisión C5N. “Pensé que nunca podría morir”, dijo otro.

Mientras tanto, en Nápoles, una ciudad donde lo veneraban como un santo y la gente solía decirle “Ti amo piu che i miei figli”, te amo más que a mis propios hijos, después de que lideró a un Napoli poco conocido en dos Scudettos , cientos de fanáticos se reunieron frente a los murales de Maradona en el Barrio Español. “Hoy, el fútbol murió”, dijo un aficionado a Sky News.

Nueve ambulancias llegaron para tratar de reanimar a Maradona luego de que lo encontraran sin vida, aparentemente de un infarto, poco antes del mediodía en una casa alquilada en una comunidad cerrada en el suburbio de Tigre, al norte de Buenos Aires. Maradona se estaba recuperando de una cirugía cerebral que le practicaran el 3 de noviembre. Aunque la operación había tenido éxito, se informó que Maradona sufría abstinencia de su adicción al alcohol.

Tras el anuncio de su muerte, el brasileño Pelé, su principal rival por el título del mejor jugador del mundo, rindió homenaje. “Perdí a un gran amigo y el mundo perdió una leyenda. Un día, espero que podamos jugar juntos a la pelota en el cielo “. Lionel Messi, otro aspirante a la categoría de “más grande de todos los tiempos”, ofreció un tributo intenso y poético. “Nos deja pero no se va, porque Diego es eterno”.

En Inglaterra, Maradona será más recordado por un escandaloso juego de manos, la llamada ‘Mano de Dios’, en la que se elevó por encima de Peter Shilton y usó su puño para golpear el balón en una red vacía y darle a Argentina la ventaja en Cuartos de Final del Mundial de 1986.

Cuatro minutos después, Maradona le arrancó el corazón y la esperanza a Inglaterra. Recogiendo la pelota a mitad de cancha, hizo un escandaloso giro de 180 grados antes de pasar a cinco jugadores y superar a Shilton.

En su autobiografía, El Diego, Maradona resumió lo que realmente había significado esa victoria sobre Inglaterra, que llegó apenas cuatro años después de la Guerra de las Malvinas. “Fue como vencer a un país, no a un equipo de fútbol”, escribió. “Aunque dijimos antes del partido que el fútbol no tenía nada que ver con la Guerra de Malvinas, sabíamos que allí habían muerto muchos chicos argentinos, que nos habían acribillado como pajaritos”.

“Esta fue nuestra venganza, fue… recuperar una parte de las Malvinas. Todos dijimos de antemano que no deberíamos mezclar las dos cosas, pero eso era mentira. ¡Una mentira! No pensamos en nada excepto en eso, ¡diablos, iba a ser solo otro juego! “

Con el paso del tiempo, la mayoría de los fanáticos de Inglaterra llegaron a amarlo también. Una encuesta entre los seguidores de Inglaterra votó su primer gol contra el equipo de Bobby Robson en la Copa del Mundo de 1986 como la peor trampa en la historia del fútbol. La misma encuesta votó su segundo gol en el mismo partido como el mejor gol de la historia del fútbol. Fue difícil discutir.

Escribiendo más tarde, su compañero Jorge Valdano dijo que tras la victoria sobre Inglaterra “Maradona y Argentina se convirtieron en sinónimos”, añadiendo: “Estamos hablando de un país con una relación claramente extravagante con el fútbol, ​​un país que hizo de un futbolista una deidad”.

Habiendo guiado a Argentina a la final de la Copa del Mundo de 1990, Maradona fue expulsado del torneo de 1994 por no pasar un examen de drogas. Su estilo de vida fuera de la cancha fue tan destructivo para él como sus actuaciones lo fueron para sus oponentes. Tenía el hábito de tomar cocaína desde los 20 años, que lo mantuvo cautivo durante más de 20 años, mientras que en 2005 necesitó dos cirugías gástricaws después de que su médico le advirtiera que se hallaba 75 kg por encima de su peso ideal. Maradona también tuvo numerosos problemas con las autoridades fiscales italianas después de negarse a pagar una factura de 39 millones de euros.

Como entrenador tuvo menos éxito, utilizando a 107 jugadores mientras Argentina luchaba por clasificarse para la Copa del Mundo de 2010. Finalmente llevó a Argentina a los cuartos de final, pero a pesar de que no logró sacar lo mejor de Messi, el mejor jugador del mundo de su generación, siguió siendo un ídolo en casa.

Quizás ayudó que, al igual que su país, Maradona siempre fuera el más débil y excluido; alguien que lucía con orgullo su origen pobre incluso cuando ganaba millones. Venía de una educación increíblemente humilde: su familia de 10 vivía en una casa de tres habitaciones donde la única agua corriente entraba por el techo, y desarrolló sus habilidades al lanzar repetidamente una naranja en el aire con ambos pies mientras hacía recados.

Habiendo hecho su debut profesional a los 15 años, se mudó a Barcelona con un salario record. Pero fue en Napoli donde elevó su juego hacia los dioses.

Pero casi 30 años después de que dejó la ciudad, su brillante legado perdura allí, al igual que en otros lugares. Como lo expresó elocuentemente el alcalde de Nápoles, Luigi de Magistris, el miércoles: “Diego hizo soñar a nuestra gente, redimió a Nápoles con su genio”.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: